Clinton destacó el carácter sensible de Bush ante el dolor ajeno. (AP) (semisquare-x3)
Clinton destacó el carácter sensible de Bush ante el dolor ajeno. (AP)

El expresidente Bill Clinton colaboró en una columna de opinión del Washington Post en la que recordó la carta que recibió del fenecido George H.W. Bush cuando le sucedió la presidencia en 1993. 

El presidente número 42 escribió: "Su amistad ha sido de una de los mejores regalos de mi vida... Aprecié cada oportunidad que tuve para aprender y reírme junto a él. Simplemente, lo amaba".

En su publicación, Clinton abordó que muchas personas se sorprendían por su relación tan cercana con Bush, ya que en la época de 1992 eran políticos adversarios.

"A pesar de nuestras considerables diferencias, admiré muchos sus logros como presidente, especialmente su política extranjera en manejar la respuesta de América al fin de la Guerra Fría, así como su complacencia en trabajar con gobernadores de ambos partidos para establecer metas educativas nacionales", reza el escrito.

Recuerda Clinton que su amistad se estrechó cuando Bush le invitó a participar de los esfuerzos en zonas de desastre como el tsunami del océano Índico que afectó cuatro países en 2004, el pasó del huracán Katrina que dejó devastación en New Orleans para el 2005, entre otros. Recuerda el expresidente que cuando los niños que perdieron sus padres por el tsunami se les acercaron con dibujos que hechos durante una terapia de consejería para capturar su dolor, Bush los recibió a punto de lágrimas. Fueron esas y otras experiencias las que hicieron que Clinton tuviera una imagen muy positiva sobre su predecesor.

"Todos debemos agradecer la larga y buena de George H.W. Bush, y honrarla buscando, como él siempre lo hizo, el camino más estadounidense para avanzar", concluyó.

Sobre la carta del presidente saliente de 1992

En la carta que recibió Bill Clinton de parte de Bush, el fenecido expresidente le instó a no enfocarse en las críticas negativas, y por el contrario, ver en la Casa Blanca un hogar en el que encontraría felicidad y respeto. 

"Ahora tú éxito será el éxito de nuestro país", lee la carta.

Durante su dedicatoria, Bush admitió no ser muy bueno dando consejos, pero aseguró que nunca sintió en su cargo como presidente la soledad que otros con el mismo puesto han reportado sentir.

Es tradición que el presidente saliente le deje un carta al mandatario entrante. Clinton recibió la suya de parte de Bush en 1993, cuando en noviembre de 1992 lo derrotó en las urnas estadounidenses por la presidencia de los Estados Unidos.


💬Ver 0 comentarios