Rob Bishop. (AP) (semisquare-x3)
Rob Bishop. (AP)

Washington - En una carta dirigida al secretario de Justicia de EE.UU., el presidente del Comité de Recursos Naturales de la Cámara de Representantes, el republicano Rob Bishop (Utah), sugirió ayer que la próxima consulta sobre el futuro político de Puerto Rico sea un referéndum estadidad sí o no, cuya papeleta de votación sea avalada por el Departamento de Justicia federal.

A punto de dejar la presidencia del comité y sin haber llevado a cabo una audiencia para discutir el proyecto pro estadidad de la comisionada residente en Washington, Jenniffer González,  Bishop redactó una carta dirigida al secretario de Justicia de EE.UU., Matthew Whitaker, en la que le pide ayudar con la convocatoria a nivel local de un referéndum estadidad sí o no en la Isla, “en caso de que el gobierno territorial decida tomar ese camino”.

La carta está firmada por Bishop, con fecha del 21 de noviembre, y fue suministrada a El Nuevo Día por fuentes independientes cercanas a la Casa Blanca y La Fortaleza.

La portavoz de Bishop, Kristina Baum, indicó anoche que se trata de un borrador de varias alternativas que consideran. “Esto es simplemente un borrador, con varias cartas en forma de borrador”, sostuvo Baum. La carta tiene la firma del congresista Bishop y fue suministrada a una de las fuentes de El Nuevo Dia por un funcionario del Ejecutivo federal.

Pero, Baum sostuvo que la carta es trabajada con la comisionada González. 

"No se ha enviado una carta al Departamento de Justicia", agregó Baum.

Otra fuente cercana al Congreso dijo que “la carta no estaba supuesta a ser divulgada (el miércoles)”.

Carta de Rob Bishop a Matthew Whitaker by El Nuevo Día on Scribd

La propuesta de Bishop que fue circulada ayer, en la víspera del Día de Acción de Gracias y seis días después de haber dado por cerrados los trabajos de su Comité, recuerda que aún está vigente el lenguaje de una ley de enero de 2014 que permite al Secretario de Justicia de EE.UU. asignar $2.5 millones a cambio de certificar las alternativas de status de un referéndum en Puerto Rico.

En 2017, el gobierno de Puerto Rico inició el proceso de consulta con Justicia federal para el plebiscito que se celebró el 11 de junio de ese año, pero nunca esperó por una validación final.

Aunque la estadidad obtuvo el 97% de respaldo en el plebiscito de hace 17 meses, la participación electoral fue más baja que nunca para un referéndum de status (23%), en medio del boicot de los partidos de oposición. 

El gobierno del presidente Donald Trump ha tachado tanto el plebiscito de 2017 como el de 2012 como base para adelantar un debate de status, pues considera que no hay consenso en torno al status. Trump ha dado además un “no absoluto” a la estadidad.

Y el próximo presidente del Comité de Recursos Naturales, el demócrata Raúl Grijalva, ha advertido que debido a la baja participación electoral no se puede utilizar el plebiscito de 2017 como base para un nuevo proceso en torno al futuro político de Puerto Rico.

Bishop reconoció en la carta que las consultas de 2012 y 2017 – aunque considera reflejaron victorias de la estadidad-, “fueron auspiciadas localmente y no sancionadas federalmente”.

Si utilizando la ley federal de enero de 2014, el gobierno de Puerto Rico decide convocar a un referéndum estadidad sí o no, “la norma legal prescrita por el Congreso para el reconocimiento federal de tal acto de autodeterminación es clara”, agregó Bishop.

Ni el gobernador Ricardo Rosselló ni la comisionada Jenniffer González han planteado que se propongan impulsar una consulta en la Isla estadidad sí o no. Más bien, han argumentado que no se necesita ninguna nueva consulta para el Congreso considerar la propuesta de estadidad para la Isla.

Pero, la propuesta de Bishop apunta a que ese asunto está bajo discusión y que el gobierno del PNP puede cambiar de posición. Para convocar a esa consulta, no se necesitaría una nueva legislación federal.

“Una propuesta de votación sobre la admisión de Puerto Rico como estado sería coherente con los procedimientos que llevaron a la transición de Alaska y Hawai del status de territorio a estado”, indicó Bishop en la carta que redactó dirigida al secretario interino de Justicia y que obtuvo El Nuevo Día.

Bishop coauspició en junio pasado el proyecto 6246 de la comisionada González que persigue, según ella, incorporar a Puerto Rico como territorio y crear un Grupo de Trabajo del Congreso que estudie los cambios a leyes que se requieren para convertir a Puerto Rico en un estado de cara a 2021. 

Un mes antes, Bishop se declaró defensor de la estadidad, aunque en medio de expresiones en las que advertía que antes Puerto Rico debía tener una “vibrante economía” y un gobierno estable fiscalmente. Luego, indicó que eso no quiere decir que condicionaba su apoyo a la estadidad.

La semana pasada, la comisionada González indicó que trataría de iniciar cualquier nueva legislación federal sobre la estadidad en el Senado, pues prevé contar con el liderato de los republicanos recién elegidos Rick Scott (Florida) y Mitt Romney (Utah), así como el senador republicano Marco Rubio (Florida).

Pero, la comisionadaGonzález ha indicado que no descarta que Bishop decida reabrir los trabajos del Comité de Recursos Naturales o incluir su legislación en algún proyecto de ley que tenga que considerarse al final de la sesión.

En enero pasado, el senador Rubio descartó promover un proyecto pro-estadidad, pues reconoció que no había los votos para aprobarlo en el Senado estadounidense.


💬Ver 0 comentarios