Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

El representante republicano, Bob Cortés (horizontal-x3)
El representante republicano, Bob Cortés. (GFR Media)

El representante estatal por la Florida, el puertorriqueño y republicano Bob Cortés, reaccionó hoy indignado ante el llamado que hizo ayer en Kissimmee el gobernador Ricardo Rosselló para que los electores boricuas en la Florida y en todo Estados Unidos voten en contra de los líderes en suelo americano que han apoyado medidas interpretadas como nocivas para la isla.

“Venir aquí a cabildear y tratar de influenciar el voto para castigar al que supuestamente no ayudó a Puerto Rico ha sido una acción político partidista y ha sido interpretada como un llamado a un voto contra los republicanos”, dijo el legislador que ha promulgado iniciativas específicas para auxiliar a los miles de puertorriqueños que han llegado a la Florida central tras el paso de huracán María hace cuatro meses.

Cortés dijo que la campaña que Rosselló inició ayer en Florida, y que extenderá eventualmente a otros estados donde hay comunidades puertorriqueñas de cara a las próximas elecciones de agosto -que son comicios de medio término- “no ayudan en nada” a la causa de Puerto Rico pues fomentan la separación entre los boricuas.

Estas elecciones de medio término son para escoger congresistas, legisladores estatales, comisionados de ciudades, jueves e integrantes de las juntas escolares de los condados.

“Sé que (el gobernador Rosselló) está enojado con el Congreso, pero si el 40% de la isla está sin electricidad, no nos puede culpar por eso. Esa es su responsabilidad”, afirmó a El Nuevo Día.

“Con su llamado evidentemente está hablando contra los republicanos, específicamente de líderes como Marco Rubio y contra el ‘Tax Bill’ (la reforma fiscal federal) y acá todos los republicanos estamos viendo eso como una respuesta en contra nuestra y eso no es bueno para los puertorriqueños en este momento”, reiteró.


💬Ver 0 comentarios