El presidente Donald Trump saluda a su llegada a la Casa Blanca en Washington, el jueves 1 de noviembre de 2018, desde un mitin de campaña en Missouri. (semisquare-x3)
El presidente Donald Trump saluda a su llegada a la Casa Blanca en Washington, el jueves 1 de noviembre de 2018, desde un mitin de campaña en Missouri. (AP / Manuel Balce Ceneta)

Washington - Las viudas de dos policías asesinados por un inmigrante mexicano fueron invitadas al discurso que el presidente Donald Trump dio ante el Congreso en 2017. El medio conservador Breitbart News reportó su condena y sentencia de muerte. Su diatriba llena de improperios sobre el asesinato de los policías apareció en un poco notado anuncio para la campaña de Trump de 2018 en enero.

Pero ahora, la sonrisa amenazante de Luis Bracamontes ha tomado súbitamente un papel central en los últimos días de campaña rumbo a la elección de medio periodo, ya que el presidente publicó un vídeo en Twitter del hombre en un tribunal, lo que inmediatamente fue calificado por algunos demócratas y republicanos como una táctica racista de campaña.

Bracamontes, un mexicano que vive de manera ilegal en Estados Unidos, tiene la cabeza rasurada, barba crecida en el mentón y habla inglés con acento en el vídeo, pero sus palabras son claras: ha matado policías y “voy a matar más policías pronto”.

El vídeo, que Trump publicó el miércoles en la noche en su cuenta de Twitter, afirma sin presentar pruebas que los demócratas fueron responsables de permitir el ingreso de Bracamontes a Estados Unidos. Trump publicó el vídeo en momentos en que ha lanzado duras propuestas sobre inmigración en la fase postrera de la campaña, como el envío de efectivos militares a la frontera y la revocación de la ciudadanía por nacimiento.

Bracamontes, quien ha sido deportado en dos ocasiones, fue sentenciado a muerte en California por los homicidios perpetrados en 2014. El corto de 53 segundos incluye las palabrotas que Bracamontes emitió durante su juicio y en las que lamenta no haber podido matar más policías.

“¡El inmigrante ilegal Luis Bracamontes mató a nuestra gente!”, se afirma en el vídeo. “Los demócratas lo dejaron entrar en nuestro país... los demócratas le permitieron quedarse”. El vídeo incluye imágenes de una caravana de migrantes que avanza hacia Estados Unidos y profiere una advertencia ominosa: “¿A quién más van a dejar entrar los demócratas?”, e insinúa que pronto podría penetrar más violencia a través de la frontera.

El vídeo es reminiscente del tristemente célebre mensaje político sobre Willie Horton utilizado en 1988 contra el candidato presidencial demócrata Michael Dukakis, cuyo contenido fue censurado y considerado racista. Horton, que era negro, violó a una mujer mientras estaba fuera de prisión durante una licencia de fin de semana. Cuando fue gobernador de Massachusetts, Dukakis apoyó ese programa de licencias. Dukakis finalmente perdió ante el republicano George H.W. Bush.

El vídeo tuiteado por Trump al parecer no había salido en la televisión, aunque recibió amplia cobertura en las cadenas noticiosas por cable. Para el juevesen la tarde, el tuit acumulaba 3,51 millones de vistas en menos de 24 horas y, como fue fijado en la cuenta de Trump, es lo primero que veían las personas al entrar a la cuenta del mandatario. Bracamontes también salió en otro mensaje que el equipo de campaña de Trump difundió en enero y que recibió menos atención.

La Casa Blanca y el equipo de campaña de Trump no respondieron de momento las solicitudes para que hicieran declaraciones sobre quién elaboró o financió el vídeo o si se utilizaron recursos del erario para difundirlo desde la cuenta del presidente.

“Es un anuncio repugnante. Los republicanos en todos lados deberían denunciarlo”, dijo el senador republicano Jeff Flake de Arizona, crítico frecuente de Trump. Y el representante Carlos Curbelo, republicano de Florida en busca de la reelección en un distrito con tendencias demócratas en el sur de Florida, dijo que no había visto el vídeo, pero criticó a Trump por utilizarlo.

“Puedo decirles que es definitivamente parte de la estrategia ‘divide y vencerás’ que muchos políticos, incluido el presidente, han utilizado con éxito en el pasado”, dijo Curbelo el jueves en CNN. “Espero que esto no funcione”.

Tom Perez, presidente del Comité Nacional Demócrata, describió el nuevo mensaje como “el mensaje oculto de todos los mensajes ocultos”.

“Causa distracción, Donald en su peor papel divisivo”, declaró Pérez en CNN. “Es un intento de sembrar el miedo”.

El vídeo contrasta con un mensaje difundido por el equipo de campaña de Trump esta semana que exaltaba cifras económicas positivas y mostraba escenas difusas de la vida suburbana estadounidense. Ese vídeo fue parte de un bombardeo de la campaña de Trump, y su jefe de campaña, Brad Parscale, dio varias entrevistas para promoverlo.

Sin embargo, en cuanto al nuevo vídeo la campaña permaneció en silencio el jueves y Parscale no respondió las peticiones de comentarios.

Pero la campaña de Trump estaba tras el vídeo de enero de 2018, publicado en su página de YouTube, que mostraba la comparecencia de Bracamontes ante la corte. Ese vídeo salió para el primer aniversario de la investidura de Trump y tenía el objetivo de promover su agenda inmigratoria.

El año previo, Jessica Davis y Susan Oliver, las viudas del detective Michael Davis y del agente Danny Oliver, fueron invitadas al discurso de Trump ante el Congreso. El caso de Bracamontes, quien fue sentenciado a muerte en marzo, también recibió constante cobertura de Breitbart y otros sitios de noticias de derecha.

Desde hace mucho, Trump ha declarado el supuesto peligro que representan aquellos que viven en el país sin autorización, aunque las estadísticas muestran que no cometen crímenes en mayor grado que los ciudadanos estadounidenses. Durante su campaña de 2016, con frecuencia aparecía con las llamadas “familias ángeles”, aquellas que han perdido a seres queridos a manos de las personas que están sin autorización en el país.


💬Ver 0 comentarios