La medida incluye $1,270 millones en fondos de asistencia alimentaria. (horizontal-x3)
La medida incluye $1,270 millones en fondos de asistencia alimentaria. (Archivo GFR Media/Archivo)

Washington - La Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó hoy la resolución legislativa que permitirá al gobierno de Puerto Rico acceder a préstamos de la Agencia federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) y evitar quedar insolvente al llegar noviembre.

En votación de 353-69, la Cámara baja aprobó la medida que reúne unos $36,500 millones en asignaciones, principalmente para FEMA. Los 69 votos en contra fueron de legisladores republicanos.

Del total que asigna la resolución, $4,900 millones serán préstamos de FEMA que estarán disponibles para los gobiernos locales de Puerto Rico y las islas Vírgenes, con la idea de reemplazar la pérdida de ingresos como consecuencia de los huracanes Irma y María.

La medida incluye $1,270 millones en fondos de asistencia alimentaria.

El paquete de medidas también asigna $13,760 millones dirigidos al fondo para atender desastres de FEMA, que es del cual las familias damnificadas por los huracanes Harvey, Irma y María – en Puerto Rico, Texas, Florida, y las Islas Vírgenes estadounidenses-, podrán obtener reembolsos por los daños a sus viviendas.

Otros $16,000 millones se dirigen a aliviar la deuda del programa contra inundaciones de FEMA. La legislación será llevada a votación la semana próxima en el Senado.

Los préstamos de FEMA permitirán al gobierno de Puerto Rico mantener sus operaciones por lo menos hasta finales de año, según la comisionada residente en Washington, Jenniffer González.

Los fondos asignados a este proyecto de ley son urgentemente necesarios para obtener recursos para las familias y comunidades americanas que todavía están sufriendo, lo cual nos permitirá continuar los esfuerzos de alivio inmediato y ayudar a iniciar el proceso de reconstrucción”, sostuvo González.

En San Juan, el gobernador Ricardo Rosselló agradeció “tanto a la Casa Blanca como al Congreso, por su rápida respuesta y acción conjunta, atendiendo nuestra solicitud".

Rosselló destacó el trabajo a favor de la legislación de la comisionada González y Carlos Mercader, director ejecutivo de la Administración de Asuntos Federales de Puerto Rico en Washington (PRFAA, por sus siglas en inglés).

El Congreso debe seguir comprometido a proporcionar no solo los recursos, sino también las herramientas estatutarias necesarias para acelerar la recuperación y, cuando sea posible, ayudar a mitigar los desastres futuros”, indicó, por su parte, el presidente del Comité de Recursos Naturales, Rob Bishop.

Para el demócrata boricua José Serrano (Nueva York),"es importante tener en cuenta que si bien este proyecto de ley proporcionará a FEMA los fondos para hacer más, también debe existir la voluntad y el compromiso de la administración Trump para abordar las graves deficiencias del esfuerzo de auxilio que ahora se hace", pero dijo que "todavía no he visto ese compromiso".

La congresista demócrata Nydia Velázquez (Nueva York), por su parte, dijo que la asignación debe representar solo "un pronto pago" y que será necesario miles de millones de dólares adicionales, y atender el abismo fiscal en fondos de Medicaid.

Mañana, el speaker Paul Ryan encabeza una delegación del Congreso que irá a San Juan a observar los daños.

Junto a Ryan forman parte de la delegación la presidenta de la Conferencia Republicana, Cathy McMorris Rodgers, el presidente del Comité de Asignaciones, Rodney Frelinghuysen, la portavoz demócrata en el Comité de Asignaciones, Nita Lowey, y la comisionada Jenniffer González.

El gobernador Rosselló anunció que tiene previsto reunirse con el speaker Ryan.


💬Ver 0 comentarios