Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

En San Antonio Secortez, una remota aldea guatemalteca, los familiares de Jakelin Caal sienten "dolor y tristeza". La niña de siete años murió hace una semana en un hospital de Estados Unidos tras ser detenida junto a un grupo de migrantes en la frontera.

La familia de la niña guatemalteca de 7 años que murió en custodia de la Patrulla Fronteriza ha refutado la afirmación de las autoridades estadounidenses de que la menor no había comido ni tomado agua por días.


💬Ver 0 comentarios