“Los cargos presentados contra estas funcionarias del gobierno confirman que la respuesta insensible de la administración Trump después del huracán también se vio obstaculizada por la corrupción”, indicó García. (Imagen de Twitter)

Washington - El congresista demócrata Jesús “Chuy” García censuró hoy que mientras millones de personas en Puerto Rico esperaban por el restablecimiento del sistema eléctrico, tras el huracán María, dos funcionarias de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) pudieran haber estado recibiendo sobornos para ayudar a la empresa de energía Cobra Acquisitios a obtener $1,800 millones en contratos.

“Los cargos presentados contra estas funcionarias del gobierno confirman que la respuesta insensible de la administración Trump después del huracán también se vio obstaculizada por la corrupción”, indicó García, en una declaración escrita.

Las autoridades federales arrestaron ayer a Ahsha Nateef Tribble, entonces administradora adjunta de la región II de FEMA -en Nueva York- y movilizada a San Juan para atender la emergencia que generó el huracán María; a la que fuera su ayudante Jovanda Pattereson, y al entonces presidente de Cobra, Donald Keith Ellison, de conspiración y fraude con los fondos de desastres asignados a la isla luego de los huracanes Irma y María. 

“Una carrera en el servicio público es una oportunidad para servir a nuestro país y mejorar la vida de nuestros conciudadanos, no una oportunidad para ganar dinero con la desgracia de los demás”, indicó García, elegido por el distrito 4 de Chicago.

 En momentos en que se cumplen dos años de la devastación causada por el huracán María, y miles de puertorriqueños aún tienen toldos como techo, García denunció además que el gobierno de Trump continúe “bloqueando el desembolso de ayuda”.

Mientras, la coalición Power4PuertoRico advirtió que la corrupción en FEMA no debe servir de nueva excusa al presidente Trump para retrasar la entrega de los fondos de emergencia que fueron asignados a la isla. "Es hora de liberar la ayuda federal retenida por el Congreso, retenida durante mucho tiempo, a Puerto Rico, y de garantizar que se establezcan requisitos radicales de transparencia y participación comunitaria para que la reconstrucción pueda realizarse con cuidado y eficacia. Los

 los seres queridos de los más de 3,000 puertorriqueños que murieron como resultado de la respuesta fallida del gobierno a María no merecen menos", sostuvo Power4PuertoRico, en una declaración.


💬Ver 0 comentarios