(semisquare-x3)
La presidenta de la Cámara, Nancy Pelosi, sostuvo que el Congreso ya "rechazó" financiar el muro fronterizo. (AP/Manuel Balce Ceneta)

Washington - Los líderes del Partido Demócrata en el Congreso advirtieron hoy al presidente Donald Trump de que incluir una partida de $8,600 millones para la construcción de un muro con México en su próxima propuesta presupuestaria provocaría un nuevo cierre de Gobierno.

"El presidente Trump perjudicó a millones de estadounidenses y generó un caos generalizado cuando de manera imprudente cerró el Gobierno para intentar sacar adelante su caro e ineficaz muro (...). Lo mismo pasará de nuevo si insiste", dijeron en un comunicado la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, y el líder de la minoría en el Senado, Chuck Schumer.

La declaración conjunta de ambos demócratas se produce a raíz de diversas informaciones periodísticas que apuntan que la Casa Blanca incluirá una partida de $8,600 millones en su nueva propuesta presupuestaria al Congreso, que está prevista sea presentada este lunes.

Ese montante sería muy superior a los $1,375 millones que el Congreso aprobó destinar a la partida de seguridad fronteriza en el último presupuesto y mayor, también, que los $5,700 millones solicitados inicialmente por el Gobierno el año pasado.

Según han informado diversos medios locales, la nueva solicitud contemplaría reducir el presupuesto del Departamento de Seguridad Nacional en unos $5,000 millones, mientras que los otros $3,600 millones restantes procederían de la partida para construcción de instalaciones del Departamento de Defensa.

En su comunicado, Pelosi y Schumer, sostienen que el Congreso ya "rechazó" financiar el muro fronterizo y que el mandatario finalmente "se vio obligado a reconocer su derrota" y a reabrir el Gobierno federal.

"Esperemos que haya aprendido su lección", concluye la nota.

La falta de acuerdo en las negociaciones del actual presupuesto entre el Congreso y la Casa Blanca, llevaron al presidente Trump a negarse a firmar la ley presupuestaria, lo que abocó al país a un cierre parcial del gobierno que se prolongó durante cinco semanas, el mayor de la historia.

Finalmente, el mandatario acabó aceptando el acuerdo entre los republicanos y los demócratas del Congreso, pero acto seguido, declaró una emergencia nacional para así recaudar 6.600 millones de dólares adicionales para la construcción del muro fronterizo. 



💬Ver 0 comentarios