La corresponsal de la CNNKaitlan Collins habla durante una transmisión en vivo. (horizontal-x3)
La corresponsal de la CNNKaitlan Collins habla durante una transmisión en vivo. (AP)

Washington - Un grupo de senadores demócratas presentó hoy una resolución en la que instan al presidente, Donald Trump, a respetar los derechos de la prensa.

Diez senadores impulsan la medida, que fue elaborada en respuesta directa a la Casa Blanca después de que Kaitlan Collins, periodista de CNN, fuera expulsada de un acto abierto a la prensa la semana pasada después de preguntar repetidamente a Trump sobre su relación con su ex abogado Michael Cohen.

"Castigar a los periodistas simplemente por hacer su trabajo es una táctica de déspota que no se puede tolerar en una democracia libre. Puede que al presidente Trump no le gusten las preguntas difíciles, pero eso es simplemente muy malo", dijo el senador Richard Blumenthal, quien lidera la iniciativa.

"Esta resolución reafirma nuestro compromiso con la Primera Enmienda (de la Constitución, que protege la libre expresión) y apela al presidente a respetar nuestra libertad de prensa en lugar de degradarla y menoscabarla", agregó.

El texto condena a Trump por etiquetar a los medios como "noticias falsas" y el "enemigo del pueblo", y también critica al presidente y al Gobierno por su decisión de "excluir a Kaitlan Collins de la Casa Blanca".

La medida también sirve como una muestra formal de apoyo para que los reporteros "formulen preguntas a poderosos funcionarios del gobierno" y "se sientan libres de cumplir con su deber sin temor a represalias".

Los senadores Sherrod Brown (Ohio), Patty Murray (Washington), Robert Menéndez (Nueva Jersey), Tom Udall (Nuevo México), Sheldon Whitehouse (Rhode Island), Ron Wyden (Oregón), Cory Booker (Nueva Jersey), Ben Cardin (Maryland), y Maggie Hassan (Nuevo Hampshire) copatrocinaron la resolución.

Trump ha tenido una relación conflictiva con los medios desde que declaró su candidatura, y con frecuencia busca desacreditar las coberturas que no le parecen beneficiosas para su figura, aunque se limiten a contar hechos verídicos.

En varias ocasiones ha sugerido la posibilidad de retirar credenciales a los periodistas y ha alentado en numerosas situaciones a sus seguidores a que se burlen de los medios de comunicación, llegando a decir que son "el enemigo del pueblo".

"Si bien apoyamos la libertad de prensa, también apoyamos la libertad de expresión. Esas cosas van de la mano", dijo hoy la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, cuando se le preguntó sobre los seguidores de Trump que arremeten contra los medios.

Los continuos ataques de Trump a la prensa han calado entre sus votantes y el país sufre el descrédito de los periodistas en su labor como vigilantes del poder.


💬Ver 0 comentarios