En esta fotografía de archivo del 6 de septiembre de 2018, Brett Kavanaugh, nominado por el presidente Donald Trump a la Corte Suprema, da su testimonio ante la Comisión Judicial del Senado en el Capitolio en Washington. (AP) (semisquare-x3)
En esta fotografía de archivo del 6 de septiembre de 2018, Brett Kavanaugh, nominado por el presidente Donald Trump a la Corte Suprema, da su testimonio ante la Comisión Judicial del Senado en el Capitolio en Washington. (AP)

Washington — La mujer que acusa al juez Brett Kavanaugh de agredirla sexualmente está dispuesta a contar su historia en público ante un panel del Senado que considera la nominación de él a la Corte Suprema de Estados Unidos, dijo el lunes la abogada de ella.

La confirmación de Kavanaugh parecía ir por buen camino hasta que surgieron estas denuncias.

Senadores republicanos han expresado su preocupación por la acusación que hizo la mujer, de que en la década de 1980, cuando eran adolescentes, un alcoholizado Kavanaugh trató de abusar de ella sexualmente mientras estaban en una fiesta.

Debra S. Katz, abogada de Christine Blasey Ford, dijo que su cliente considera que el incidente fue un intento de violación.

"Ella cree que si no fuera por la severa intoxicación de Brett Kavanaugh, habría sido violada", Katz le dijo al programa “Today” de la cadena NBC.

Kavanaugh ha "negado categórica e inequívocamente" las acusaciones, una declaración que repitió la Casa Blanca el lunes.

“Esto no ha cambiado", dijo el portavoz de la Casa Blanca, Kerri Kupec. "El juez Kavanaugh y la Casa Blanca están de acuerdo con esa declaración".

En las entrevistas matutinas de televisión, Katz dijo que su clienta está dispuesta a contar su historia en público ante la Comisión Judicial del Senado, aunque ningún legislador ni sus asesores la habían contactado. Katz también negó que Ford, una demócrata, tenga motivos políticas.

Ford escribió en una entrevista con The Washington Post publicada el domingo que Kavanaugh y un amigo -ambos “tambaleándose de lo ebrios”, dijo- la acorralaron en una recámara durante una fiesta en una casa de Maryland a principios de la década de 1980. Denunció que Kavanaugh la manoseó encima de su ropa, frotó su cuerpo contra el suyo e intentó quitarle su traje de baño de una sola pieza y el atuendo que traía encima de él.

Kavanaugh le cubrió la boca con la mano cuando ella intentó gritar, señaló.

“Pensé que podría matarme sin quererlo”, afirmó Ford, de 51 años, profesora de la Universidad de Palo Alto en California. “Él trataba de atacarme y quitarme la ropa”.

Dijo que logró zafarse después de que el amigo de Kavanaugh saltó encima de ellos y todos se cayeron.


💬Ver 0 comentarios