El presidente Donald Trump baja del Marine One en la Casa Blanca, en Washington (semisquare-x3)
El presidente Donald Trump baja del Marine One en la Casa Blanca, en Washington. (AP)

El presidente Donald Trump se dispone a endurecer la política hacia Cuba al permitir demandas contra empresas extranjeras que se hayan beneficiado de compañías estadounidenses que fueron confiscadas por el gobierno tras la Revolución Cubana de 1959.

La decisión representa un cambio en más de dos décadas de política estadounidense hacia La Habana.

Un alto funcionario del gobierno de Trump dio detalles del cambio el martes, hablando bajo la condición de anonimato de cara al anuncio oficial.

La Ley Helms-Burton de 1996 dio a los estadounidenses el derecho de demandar a empresas que lucren con propiedades confiscadas por Cuba. Pero todos los presidentes estadounidenses desde Bill Clinton han suspendido esa cláusula clave por temor a molestar a aliados estadounidenses y complicar las relaciones con la isla.

El funcionario dijo que de aquí en adelante no se emitirán más salvaguardas.


💬Ver 0 comentarios