(horizontal-x3)
Jarrod W. Ramos. (AP)

Annapolis, Maryland — Un hombre con resentimiento acumulado contra un periódico en la capital de Maryland quedó encarcelado sin fianza el viernes por cinco cargos de asesinato premeditado, un día después de irrumpir en el diario con una escopeta y matar a cinco personas, en uno de los peores ataques contra periodistas en la historia de Estados Unidos.

Jarrod W. Ramos, de 38 años, fue arrestado cuando trataba de ocultarse bajo un escritorio en el Capital Gazzette en Annapolis, dijo la policía.

"El tipo estaba allí para tratar de matar a todas las personas que pudiera”, dijo el jefe de policía del condado Anne Arundel, Timothy Altomare.

Ramos no cooperó con sus interrogadores, dijo la policía el viernes, en documentos en la corte las autoridades lo describieron como “recalcitrante”. Compareciendo por video antes de que se negase la fianza, Ramos pareció observar atentamente, pero no habló. Sus defensores públicos no comentaron fuera de la corte.

El fiscal general del estado Wes Adams dijo que la conclusión del juez de que Ramos es un peligro para la sociedad está justificado debido a la evidencia de que planeó su ataque cuidadosamente y bloqueó la puerta trasera para que las víctimas no pudiesen escaparse, antes de usar “un enfoque táctico para cazar y balear a personas inocentes”.

Ramos tiene un largo historial de problemas con el periódico, incluyendo una demanda y amenazas a periodistas en Twitter.

Armado con granadas de humo y una escopeta, el hombre entró al periódico en la capital de Maryland el jueves a la tarde y mató cuatro periodistas y una empleada, antes de que la policía allanara el edificio y lo arrestara.

Horas después de que Ramos irrumpiese en las oficinas de The Capital Gazette, los empleados sobrevivientes tuitearon: “Mañana, esta página del Capital va a regresar a su declarado propósito de ofrecer a los lectores una opinión informada sobre el mundo a su alrededor. Pero hoy, estamos enmudecidos”.

La edición del viernes por la mañana tiene una cobertura detallada del tiroteo y los obituarios de las cinco personas muertas _ cuatro periodistas y otra empleada. Las fotos de cada una de las víctimas estaban colocadas bajo la cabecera.

Y debajo de la historia principal sobre el tiroteo estaban los artículos usuales de un periódico comunitario: el pronóstico del clima y el anuncio de una noticia nacional adentro: “Trump y Putin: los líderes de reúnen en Finlandia en julio”.

Documentos de la corte dicen que Ramos trató de esconderse bajo un escritorio tras el ataque hasta que llegó la policía.

Una declaración de causa probable obtenida por the Associated Press el viernes dice que video de seguridad captó el ataque del jueves en el Capital Gazzette. La declaración dice que tras el tiroteo, Ramos “trató de ocultarse bajo un escritorio”, hasta que llegó la policía y lo ubicó.

El ataque ocurrió después de que políticos y otras personas, comenzando por el presidente Donald Trump, criticaran a los medios - tanto verbalmente como en las redes sociales - y los tacharan de "medios de noticias falsas". Hizo que la policía de Nueva York de inmediato aumentara la seguridad en los medios de prensa allí.

William Krampf, jefe interino de la policía del condado Anne Arundel, dijo que el ataque fue específico, o sea el atacante "buscó a sus víctimas".

 "Esta persona estaba preparada hoy para venir, esta persona estaba preparada para disparar contra la gente", agregó Krampf.

Los periodistas se escondieron debajo de sus escritorios y buscaron otros lugares donde esconderse.

Describieron minutos de terror mientras escuchaban los pasos del atacante y los balazos mientras él caminaba por la sala de redacción.

Entre las víctimas está Rob Hiaasen, de 59 años, subdirector y hermano del novelista Carl Hiaasen. Carl Hiaasen dijo estar "devastado y desconsolado" por la pérdida de su hermano, "una de las personas más amables y chistosas que he conocido".

También fueron asesinados: Gerald Fischman, editor de la página editorial; Wendi Winters, reportera de reportajes; John McNamara, reportero; y la asistente de ventas Rebecca Smith. El periódico dijo que otros dos empleados resultaron con heridas que no son de vida o muerte y ya fueron dados de alta.

Krampf dijo que el sospechoso reside en Maryland.

Phil Davis, un reportero que cubre casos en la corte y de crimen para el periódico, tuiteó que el atacante disparó a través de una puerta de vidrio hacia la redacción y al instante todo el mundo se arrojó debajo de sus escritorios.

"No hay nada más aterrorizante que escuchar cómo le disparan a gente mientras estás abajo de tu escritorio y luego escuchas que el agresor recarga", dijo Davis en un tuit. En una entrevista publicada en el sitio en línea del diario, Davis comparó a la sala de redacción con "una zona de guerra".

"Soy reportero de la sección policial. Escribo sobre este tipo de cosas _no necesariamente a este grado, pero tiroteos y muertes_ todo el tiempo", dijo. "Pero por mucho que intente articular lo traumatizante que es esconderte bajo tu escritorio, no lo sabes hasta que estás ahí y te sientes indefenso".

Supervivientes dijeron que el tiroteo - aunque pareció durar una eternidad - solo duró unos minutos. Y la policía dijo que ellos respondieron rápidamente. El portavoz de la policía, el teniente Ryan Frashure dijo que los agentes llegaron dentro de 60 segundos y arrestaron al atacante sin un abrir fuego. Unas 170 personas fueron evacuadas del edificio, donde hay otras oficinas. Muchos de ellos salieron las manos en alto mientras la policía y otros vehículos de emergencia llegaban.

En la Casa Blanca, la vocera Lindsay Walters dijo que "no hay lugar para la violencia, y eso es lo que defendemos. La violencia no puede ser tolerada de ninguna forma”.

El periódico es parte de Capital Gazette Communications, que también publica el Maryland Gazette y CapitalGazette.com. Pertenece al The Baltimore Sun.


💬Ver 0 comentarios