Los visuales del Servicio Nacional de Meteorología muestran cómo el avión se acerca al fenómeno sobre el Atlántico hasta que entra en el ojo del ciclón.

El Centro Nacional de Huracanes (NHC, en inglés) emitió esta madrugada una vigilancia de huracán para la costa este de los Estados Unidos -desde Edisto Beach, en Carolina del Sur, hasta el borde de Carolina del Norte y Virginia, incluidas las localidades de Pamlico y Albemarle Sounds- ante la amenaza que representa el potente huracán Florence.

El boletín, emitido a las 5:00 a.m. de hoy, también incluyó una vigilancia de marejadas ciclónicas para las zonas mencionadas, y las advertencias no cambiaron en el informe de las 11:00 p.m.

Estas vigilancias se emiten porque se prevé que Florence comience a impactar el área en las próximas 48 horas con vientos de tormenta tropical y oleaje de hasta ocho pies.

“Estas condiciones harán que los preparativos en el exterior sean difíciles o peligrosos”, advirtió el NHC.

A las 11:00 de la noche, Florence se mantenía como un huracán categoría 4 en la escala Saffir-Simpson, con vientos sostenidos de 140 millas por hora (mph). Se movía al oeste noroeste a 17 mph, con una presión central, medido por un cazahuracanes, de 946 milibares. La agencia pronosticó que el meteoro se fortalecerá aún más hoy, miércoles.

A esta hora, se encontraba en la latitud 28.0 grados norte y la longitud 67.9 grados oeste, a 350 millas al sur-suroeste de Bermuda y a 725 millas al este-sureste de Cape Fear, en Carolina del Norte.

Los vientos huracanados de Florence se extienden a 60 millas del centro y los de tormenta tropical a 175 millas.

Gráfica de trayectoria de Florence sobre un mapa satelital. (Captura / NOAA)

Según la trayectoria trazada por la agencia meteorológica, “el huracán se moverá al suroeste del océano Atlántico, entre Bermuda y las Bahamas durante el miércoles y se aproximará a la costa de Carolina del Norte y Carolina del Sur entre el jueves y el viernes”.

La proyección es que Florence aumente aún más sus vientos huracanados en los próximos días, mientras se acerca peligrosamente a los Estados Unidos. Sería catalogado un huracán categoría 5, advirtió el NHC. Sin embargo, se prevé que disminuya nuevamente a categoría 4 antes de llegar a Carolina del Norte.

“Se espera que Florence sea un huracán mayor extremadamente peligroso cuando entre a tierra”, añadió la agencia federal.

Se proyecta que el ciclón azote a Carolina del Norte y se mantenga casi inamovible desde el viernes en la madrugada hasta el domingo. Durante este periodo de dos días se degradaría a tormenta y adepresión tropical. Dejaría hasta 30 pulgadas de lluvia en Carolina del Norte, Carolina del Sur y Virginia.

Observa el movimiento de Florence

via GIPHY

“La lluvia provocará inundaciones que pondrán en riesgo la vida”, especificó el NHC.

El próximo boletín de Florence se emitirá a las 8:00 p.m.

¿Qué efecto pudiera tener un huracán categoría 4?

Un huracán categoría 4 “tiene vientos de entre 131 a 155 millas por hora. Árboles y arbustos son arrasados por el viento. Anuncios y letreros son arrancados o destruidos. Hay extensos daños en techos, puertas y ventanas. Se produce colapso total de techos y algunas paredes en muchas residencias pequeñas. Se producen, marejadas de entre 13 a 18 pies sobre lo normal. Los terrenos llanos de 10 pies o menos sobre el nivel del mar son inundados hasta seis millas tierra adentro. Las rutas de escape son interrumpidas por la subida de las aguas tres a cinco horas antes de la llegada del centro del huracán. Posiblemente, se requiera el desalojo masivo de las zonas costeras”, según la descripción del NHC.


💬Ver 0 comentarios