Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

El juez federal Anthony Kennedy. (AP) (horizontal-x3)
El juez federal Anthony Kennedy. (AP)

Washington - El juez del Tribunal Supremo federal Anthony Kennedy anunció hoy que se jubilará y le dará al presidente Donald Trump la oportunidad de consolidar el control conservador de la alta corte.

Kennedy, de 81 años, dijo que dejará el cargo después de más de 30 años. El funcionario ha tenido un rol importante en temas clave como el aborto, la acción afirmativa, los derechos de los homosexuales, las armas de fuego, el financiamiento de campañas y los derechos de voto.

Luego de conocer la noticia, Trump expresó que la búsqueda de un nuevo juez comenzará "de inmediato". 

El presidente de Estados Unidos describió a Kennedy como un hombre "de tremenda visión" y dijo que espera que el próximo juez sea "igual de sobresaliente".

Con su salida, la corte se dividirá entre cuatro jueces liberales que fueron nombrados por presidentes demócratas y cuatro conservadores nombrados por los republicanos. El nominado de Trump probablemente otorgará a los conservadores una sólida mayoría y se enfrentará a un proceso del Senado en el que los republicanos tienen la mayoría más reducida, pero los demócratas no pueden retrasar la confirmación.

El primer candidato de Trump al Tribunal fue el juez Neil Gorsuch. Su confirmación fue en abril de 2017.

De otro lado los congresistas de California Steve Knight y Stephany Murphy agradecieron por Twitter la labor del juez.

Mientras, el líder de la minoría demócrata del Senado, Chuck Schumer, pidió a los republicanos votar sobre la elección del futuro juez del Tribunal Supremo después de que pasen los comicios legislativos de noviembre, por considerar que se trata de la vacante "más importante en al menos una generación".

Schumer dijo hoy que sería el "colmo de la hipocresía" que los republicanos convocaran el voto sobre un candidato para reemplazar a Kennedy.

"Millones de personas están a pocos meses de determinar a los senadores que deberían votar para confirmar o rechazar al candidato del presidente (Donald Trump) y sus voces merecen ser escuchadas", dijo Schumer en el pleno del Senado.

El senador insistió además en que los republicanos deberían ser consecuentes con su propio precedente, después de que se negaran a considerar al nominado del expresidente Barack Obama hace tres años para sustituir al fallecido Antonin Scalia, argumentando que tenía que ser escogido por quien ganase las elecciones de 2016.

El líder de la mayoría republicana del Senado, Mitch McConnell, anunció minutos antes que planea que el Senado vote este otoño sobre el próximo candidato que proponga Trump para ocupar la vacante del Tribunal Supremo, compuesto por nueve jueces.

A Schumer se unieron otras voces demócratas, como el senador Dick Durbin o la senadora Kamala Harris.

McConnell mantuvo vacante el puesto de Scalia durante más de un año después de su muerte en febrero de 2016.

El líder republicano bloqueó una audiencia y un voto sobre Merrick Garland, el candidato del presidente Obama en ese momento, argumentando que los votantes deberían sopesar durante las elecciones presidenciales de 2016 sobre el equilibrio ideológico del alto tribunal.

Ese bloqueo permitió que Trump nombrara al juez Neil Gorsuch poco después de asumir el cargo en 2017 y que este fuera confirmado por el Senado.

Kennedy, considerado un conservador de centro, anunció hoy su retiro, que se hará efectivo el próximo 31 de julio, tras meses de especulaciones sobre su partida.


💬Ver 0 comentarios