Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (horizontal-x3)
Nancy Pelosi, en el centro, posa junto a otras congresistas vestidas de negro para protestar contra el abuso sexual durante el discurso del Estado de la Unión. (The Associated Press)

Aunque el presidente Donald Trump negó haberlas dicho, lo cierto es que sus palabras sobre las naciones africanas lo persiguen a casi un mes del affaire y llegaron hasta la Cámara de Representantes donde anoche dio su primer discurso del Estado de la Unión.

Allí,  un grupo nutrido de congresistas afroamericanos se presentaron vistiendo una tradicional prenda del continente negro a modo de protesta silenciosa contra los fuertes dichos de Trump. Según trascendió, el 10 de enero pasado, el mandatario se refirió a los países africanos como “países de mierda”. En respuesta, los kente se hicieron sentir en la Cámara de Representantes donde Trump defendió y elogió su primer año de gestión.

Los kente son una especie de bufanda realizada por pobladores del sur de Ghana y, aunque en sus orígenes eran de uso exclusivo de la realeza, hoy son una de las prendas más utilizadas en ese país.

Confeccionados con una mezcla de algodón y seda, se suelen llevar para ocasiones especiales y según su diseño –hay más de 300- y colores transmiten diferentes mensajes.

Este accesorio es muy importante en la cultura de Ghana y comenzó a utilizarse hace unos 400 años. Hoy, lo llevan por igual hombres y mujeres. Esta noche, lograron la atención de los medios y fueron una dura pero silenciosa respuesta a los dichos del mandatario.  

Incluso, la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín, se tomó una foto junto al congresista Luis Gutiérrez en la que enseñaron uno de los kente antes de asistir al discurso. 

Según el sitio NationalClothing.org, cada diseño simboliza un evento político, social, logros o refranes. El rojo representa la sangre o los sentimientos espirituales, mientras que el dorado es la riqueza y el blanco la sanación, solo por poner unos ejemplos.

Además de los kente, el otro protagonista de la noche fue el color negro que lucieron –tal como habían anticipado- congresistas demócratas para protestar en contra del abuso y el acoso sexual que han sufrido miles de mujeres y cuyos casos han salido a la luz, salpicando a importantes personajes de las industrias de la música y la actuación.

Lois Frankel (D-FL), líder del Grupo de Mujeres Trabajadoras Demócratas, envió un mensaje de solidaridad a las mujeres de todas las industrias que están saliendo a denunciar los casos de abuso y acoso sexual, entre las que se encuentran al menos 17 mujeres que han acusado al propio presidente Trump de dicha conducta.

"Estoy usando ropa negra en el #SOTU (State Of The Union) en apoyo de las víctimas de violencia sexual, incluidas las 19 mujeres que han acusado a @realDonaldTrump de conducta sexual inapropiada", tuiteó la representante Norma Torres (D-CA).

No fue la única. Representantes como Jackie Spier (D-CA) o la líder de la minoría demócrata Nancy Pelosi (CA), acompañaron la protesta y organizaron el #SOTUBlackout, como se llamó a esta manifestación.

“Se ha vuelto muy claro que el acoso sexual es enfrenado en todas las industrias de nuestro país. Entonces, para mostrar solidaridad con todos los trabajadores que han sufrido acoso sexual, me pongo negro en el #SOTU y digo #TimesUP. #SOTUBLACKOUT”, agregó la representante Suzan DelBene de Washington, en donde sus voces, de la mano del negro, se escucharon anoche más que nunca. Y frente a Trump.


💬Ver 0 comentarios