John Roberts, presidente del Tribunal de Estados Unidos. (AP) (semisquare-x3)
John Roberts, presidente del Tribunal de Estados Unidos. (AP)

Washington - El presidente del Tribunal Supremo, John Roberts, rechazó hoy las críticas formuladas por el presidente Donald Trump contra los jueces federales, afirmando que se debe respetar la independencia del poder judicial.

Roberts hizo alusión a la queja de Trump de que un magistrado que falló en su contra sobre una política migratoria es “un juez de Obama”.

"Aquí no hay jueces de Obama ni jueces de Trump, jueces de Bush o jueces de Clinton”, dijo Roberts en un comunicado tras una interrogante de AP.

Dijo, además, que el día antes de Acción de Gracias "un poder judicial independiente es algo por lo que todos deberíamos estar agradecidos".

El año pasado, el presidente utilizó el término "llamado juez" después de la primera decisión federal contra su idea de prohibir viajar. Durante la campaña presidencial, Trump criticó al propio Roberts por el voto decisivo del juez presidente en 2012 para preservar la reforma de salud de Obama.

Trump también se refirió a un juez que presidía una demanda por fraude contra la Universidad de Trump como un mexicano que no podría gobernar de manera justa debido a la propuesta de Trump de construir un muro a lo largo de la frontera deEstados Unidos con México.

Los últimos comentarios del presidente se producen cuando el Tribunal Supremo está envuelto en una controversia sobre el nombramiento del juez Brett Kavanaugh. Varios jueces han hablado sobre la independencia judicial y el peligro de que la corte sea vista como una institución política que se divide entre cinco republicanos conservadores y cuatro demócratas liberales.


💬Ver 0 comentarios