Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Imagen del Pentágono de los Estados Unidos. (EFE) (horizontal-x3)
Imagen del Pentágono de los Estados Unidos. (EFE)

Washington - El Senado aprobó este lunes los presupuestos del Pentágono para el próximo año fiscal que incluyen una cláusula para bloquear el acuerdo que alcanzaron el gobierno de Donald Trump y el fabricante chino ZTE.

Con 85 votos a favor y tan solo 10 en contra, la Cámara Alta dio luz verde a un presupuesto de $716,000 millones que responde a la voluntad de Trump de dotar de una mayor financiación a las Fuerzas Armadas.

Las cuentas del Pentágono, sin embargo, suelen incluir cláusulas políticas y en esta ocasión los senadores aprobaron mantener las sanciones contra ZTE que Trump ordenó retirar hace unos días y mantener vetados los negocios entre el fabricante chino y la Administración estadounidense.

La cláusula, apoyada tanto por demócratas como por republicanos, choca con los planes del gobierno de Trump y, según medios estadounidenses, sienta las bases para un pulso entre la Casa Blanca y el Partido Republicano.

Entre los legisladores que impulsaron la cláusula están Marco Rubio y Tom Cotton, aliados del presidente en la Cámara Alta.

Las cuentas aprobadas este lunes aún requieren el visto bueno de la Cámara de Representantes, cuyo proyecto no incluye la cláusula contra ZTE y que suele votar más acorde a los designios de Trump que el Senado.

Washington y Pekín alcanzaron hace dos semanas un acuerdo con ZTE que levantó al fabricante chino la prohibición de operar en Estados Unidos e impuso una multa de $1,000 millones a la compañía, anunció el secretario de Comercio, Wilbur Ross.

El acuerdo exigía también que ZTE cambiase sus consejo de dirección y equipo ejecutivo en 30 días.

ZTE ya acordó en el 2017 pagar una multa de $1,192 millones al gobierno de Estados Unidos por violar la prohibición de exportar a Irán y Corea del Norte y también se comprometió a sancionar a los directivos responsables de estas operaciones.

Sin embargo, en abril de este año Washington acusó a ZTE de no haber cumplido con lo pactado, por lo que el Departamento de Comercio decidió prohibir durante siete años la compra de componentes de la empresa china a las compañías locales.

ZTE compra gran parte de sus componentes y software a Estados Unidos, donde país ocupa la cuarta posición en el mercado de venta de teléfonos celulares, por lo que las medidas del Gobierno de Trump ponían en aprietos su viabilidad.


💬Ver 0 comentarios