(semisquare-x3)
El secretario de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross. (AP)

Washington — El Tribunal Supremo federal permitirá un juicio sobre la decisión de añadir una pregunta de ciudadanía al formulario del censo a partir del 2020, pese a la objeción del gobierno del presidente Donald Trump.

Los magistrados emitieron el viernes un fallo breve que rechaza el pedido del gobierno de aplazar el juicio, programado para iniciar el lunes en Nueva York.

Más de una docena de estados y ciudades, entre otros, presentaron demandas contra la decisión del secretario de Comercio Wilbur Ross de agregar una pregunta sobre ciudadanía al formulario del censo por primera vez desde 1950.

Las demandas alegan que Ross actuó inapropiadamente y que la pregunta desalentará la participación de los inmigrantes, lo que mermará la representación política y los recursos federales para los estados que tienden a votar por demócratas. El gobierno asegura que la pregunta permitirá al Departamento de Justicia aplicar de manera más efectiva la Ley de Derecho al Voto.

La semana pasada, los magistrados bloquearon un pedido para interrogar a Ross antes del juicio, pero permitieron que otros preparativos precedieran.

El juez federal Jesse M. Furman dijo que las pruebas ofrecidas dejan entrever que Ross quizá decidió agregar la pregunta antes de pedir al Departamento de Justicia que la solicitara. Asimismo, mencionó como prueba que Ross desestimó la conclusión del personal de alto rango de la Oficina del Censo acerca de que incorporar la pregunta sería muy costoso y socavaría el conteo del censo.

“Lo más significativo es que la corte encontró motivo para creer que el secretario Ross dio explicaciones falsas sobre sus razones para, y sobre el génesis de, la pregunta sobre ciudadanía”, indicó Furman.

El mes pasado, en un documento del Departamento de Justicia presentado ante tribunales, Ross dijo que ahora recordaba que había conversado el año pasado con el ex asesor de la Casa Blanca, Steve Bannon, sobre agregar la pregunta de ciudadanía al censo. También recordó haber discutido el asunto con el secretario de Justicia, Jeff Sessions, en la primavera de 2017, y en otras ocasiones, escribieron los abogados del Departamento de Justicia en el documento.

Ross había testificado antes bajo juramento que no tenía conocimiento de que hubiera discutido el tema con nadie en la Casa Blanca.

Los magistrados Samuel Alito, Clarence Thomas y Neil Gorsuch, propuesto a la Corte Suprema por el presidente Donald Trump, votaron en favor de aplazar el juicio. No quedó claro en el fallo el voto del magistrado Bret Kavanaugh, también nombrado por Trump, pero se habrían necesitado los votos de dos magistrados más para impedir la realización del juicio.


💬Ver 0 comentarios