Migrantes descansan en una sala de conciertos que está siendo utilizada como albergue en Tijuana, México. (AP / Rebecca Blackwell) (horizontal-x3)
Migrantes descansan en una sala de conciertos que está siendo utilizada como albergue en Tijuana, México. (AP / Rebecca Blackwell)

San Diego — Empresas turísticas y consultorios médicos en la ciudad fronteriza de Tijuana están reportando una reducción en sus ingresos desde que llegó una caravana de migrantes centroamericanos. 

Los turistas y visitantes han estado cancelando viajes que tenían planificados al estado mexicano de Baja California luego que el cruce fronterizo fue cerrado brevemente hace una semana y, según empresas turísticas, muchos temen quedarse atrapados en México por un nuevo cierre en el cruce, reportó el domingo el diario San Diego Union-Tribune. 

Antonio Gamboa, propietario de un conocido parque de camiones de comida, dijo que las ganancias se han desplomado un 30%. 

Miles de migrantes centroamericanos, la mayoría de ellos hondureños, se han unido en caravanas en las últimas semanas en un esfuerzo para acelerar su paso por México, protegerse mutuamente y solicitar refugio en Estados Unidos. El cruce fronterizo, que los residentes de Tijuana utilizan para llegar a sus empleos o hacer compras en el lado estadounidense, y los turistas de Estados Unidos usan para dirigirse al sur, fue cerrado brevemente la semana pasada luego que unos migrantes intentaron cruzarlo corriendo. 

Aproximadamente 6,000 migrantes estaban alojados en un refugio cuya capacidad fue superada y que las autoridades cerraron el fin de semana, trasladando a la gente a una sala de conciertos ubicada más lejos de la frontera. 

Docenas de migrantes entrevistados por The Associated Press han dicho que huyen de la violencia y pobreza de sus tierras natales. 

El Hotel Rosarito Beach, que recibe a muchos turistas estadounidenses, ha tenido una disminución del 60% en las reservaciones que recibe, dijo el propietario Hugo Torres. En tanto, miembros de la asociación médica de Tijuana ofrecían descuentos y paquetes de beneficios para los locales y pacientes de Estados Unidos en un intento por contrarrestar sus pérdidas. 

Georgina Carabarin, prostodoncista de Tijuana, dijo que alrededor del 70% de sus pacientes son de San Diego, por lo que ella espera que todo vuelva pronto a la normalidad.


💬Ver 0 comentarios