Estudiantes de la escuela elemental North Park, en San Bernardino, detrás de una verja luego de un tiroteo. (GFR Media) (horizontal-x3)
Estudiantes de la escuela elemental North Park, en San Bernardino, detrás de una verja luego de un tiroteo. (GFR Media)

Durante el último año, alrededor de 10 escuelas en Estados Unidos han sido escenario de tiroteos que han acabado con la vida de estudiantes y maestros.

Según un recuento de Fox News, el 20 de enero de 2017 un tiroteo en la escuela Liberty-Salem High School, en Ohio, dejó a dos estudiantes heridos luego que un compañero de clases disparara con una escopeta en el interior del plantel.

Ely Serna, el responsable de la balacera, tenía 17 años y actualmente está siendo acusado como adulto en la corte del Condado de Champaign.

Entretanto, el 10 de abril de 2017 un maestro de educación especial y un niño de ocho años murieron tras un tiroteo en una escuela primaria en North Park en San Bernardino, California.

Cedric Anderson entró a la escuela y disparó contra su exesposa Karen Elaine Smith. Anderson se suicidó en el acto, pero antes agredió a otros dos estudiantes.

Cinco meses más tarde, el 13 de septiembre de 2017, en la escuela Freeman High School, en el estado de Washington, un estudiante de 15 años disparó contra sus compañeros de clase. El saldo de la balacera fue un estudiante muerto y varios heridos.

De igual forma, con menos de dos semanas de diferencia – el 20 de septiembre - se desató un tiroteo en la escuela secundaria Mattoon High School, en Illinois. Afortunadamente, no hubo víctimas tras una maestra desarmar al atacante.

Asimismo, el 14 de noviembre de 2017 Estados Unidos se estremeció tras un tiroteo reportado en la escuela primaria Rancho Tehama, en California.

Un hombre de 45 años, identificado como Kevin Neal, embistió con un vehículo las puertas del plantel y disparó hacia los salones, matando a cinco personas y dejando a sobre una docena de heridos.

En menos de un mes se registró otra balacera en la escuela secundaria Aztec High School, en Nuevo México. Allí un hombre de 21 años se disfrazó de estudiante para entrar al plantel, disparar contra dos estudiantes y luego suicidarse. El atacante era exalumno de la escuela.

Tan reciente como el 22 de enero de este año una niña de 15 años resultó herida en un tiroteo en la escuela secundaria Italia High School, en Texas. El responsable fue un joven de 16 años que fue puesto bajo custodia de la Policía.

Mientras, al día siguiente, en Kentucky otra escuela vivió momentos de terror cuando un atacante abrió fuego en la escuela secundaria Marshall County High School. Alrededor de 20 personas resultaron heridas, de las cuales dos murieron.

De igual manera, el pasado 1 de febrero una niña de 12 años fue arrestada luego de que un arma cargada que llevó a la escuela secundaria Salvador Castro, en California, se descargara accidentalmente y causara la muerte de dos jóvenes de 15 años. Otros estudiantes resultaron heridos.

El suceso de este tipo más reciente en Estados Unidos se reportó hoy en la escuela secundaria Stoneman Douglas High School en Parkland, Florida. Las autoridades han confirmado que han detenido a un sospechoso, pero, sin embargo, este aún no ha sido identificado. La Policía ha reportado que al momento hay al menos 17 muertos.


💬Ver 0 comentarios