El espectáculo que conformó dura unos tres minutos y medio y contiene sobre 80 personas en escena más “un popurrí de música de Loíza” como “El sombrero de Yaré”, “El Conde”, “Bambulae sea ya” y “El Belén”. (Suministrada) (semisquare-x3)
El espectáculo que conformó dura unos tres minutos y medio y contiene sobre 80 personas en escena más “un popurrí de música de Loíza” como “El sombrero de Yaré”, “El Conde”, “Bambulae sea ya” y “El Belén”. (Suministrada)

Nueva York - El barril de bomba, la guitarra española, la gaita, el pandero de plena, la tradición y los intérpretes de la bomba loiceña se fundirán esta mañana en un memorable abrazo cultural en lo que será la apertura del Desfile Nacional Puertorriqueño a cargo de la compañía de baile y teatro puertorriqueño Danza Fiesta. 

Por quinto año consecutivo el grupo dirigido por Gilda Rivera-Pantoja tiene la hazaña de marcar el inicio del evento que se llevará a cabo hoy, en la Quinta Avenida de la ciudad de Nueva York, desde la calle 44 hasta la 79, a partir de las 11:00 am. 

“Estaremos haciendo un fiel retrato de las tradiciones de Loíza con mucho respeto”, aseguró la directora, quien durante la década de 1980 fue designada por la reconocida actriz puertorriqueña Lucy Boscana para hacer la coreografía de la obra “Vejigantes” de Francisco Arriví. 

Fue gracias a esa experiencia artística y académica que, según Rivera-Pantoja, pudo realizar la presente estampa loiceña en honor a la figura de Santiago Apóstol, “un santo de mucha lucha, de mucho poder y combate”. Y es que, a su entender, los habitantes de Loíza sienten vasto agradecimiento por el mártir que ha sido su sostén en los años de abandono y olvido por parte de las autoridades gubernamentales.

“Es una tradición que celebra la cultura puertorriqueña y la tradición afroantillana. Para nosotros hacer esto para honrar a un pueblo en Puerto Rico es algo muy grande, es un privilegio. También es un privilegio para ellos que cuando hacen esta fiesta la hacen con mucho cariño”, explicó.  

Es por ello que esta dedicatoria del Desfile Puertorriqueño a la celebración de los 300 años del pueblo de Loíza no puede dejar fuera a una de sus tradiciones “más queridas e íntimas”, sostuvo Rivera-Pantoja. 

El espectáculo que conformó dura unos tres minutos y medio y contiene sobre 80 personas en escena más “un popurrí de música de Loíza” como “El sombrero de Yaré”, “El Conde”, “Bambulae sea ya” y “El Belén”. Estudiantes de la escuela PS 114, mejor conocida como la Escuela Luis Llorens Torres, del Sur del Bronx, participarán en el evento. 

Nelson Matthew González, quien recibió su primera instrucción musical en el Conservatorio Harbor, en “El Barrio”, se destaca como director musical; Cristal Amanda Reyes funge como coreógrafa; Raúl Wilson fue el diseñador de los vestuarios; Noelia Torres, brindó su accesoria; y Alexis Roque elaboró las máscaras de vejigantes, entre las que se destaca el personaje de Maximina 'La loca'.

Según contó Roque, en el pueblo de Loíza las máscaras son hechas de la cáscara de coco con arte africano muy presente.

El Nuevo Día pudo presenciar uno de sus ensayos previo a la presentación en la alfombra roja del desfile y confirmó que en el mismo se integran las emblemáticas movidas coreografías de raíces negroides con la cadencia de tambores. 

Entre los participantes, impera un ambiente de reflexión, dedicación y disciplina que parece estar custodiado por el misticismo y esplendor de las tradiciones loiceñas. Tanto así que, antes de sumergirse en el ritmo, hacen el llamado “Taino’ti” que en lenguaje antillano taíno significa “que el espíritu bueno esté contigo”. La bailarina Agnes Samalot explicó que es algo que mencionan en cada saludo y despedida para de los mejor de sí. 

Sobre el grupo de baile

Danza Fiesta fue creada en 1998 con la idea de compartir la cultura puertorriqueña con el resto del mundo. La compañía ha estado cumpliendo su misión a través de talleres, programas comunitarios, presentaciones y demostraciones de conferencias sobre el folclore puertorriqueño y los bailes populares.

En 2001, el grupo de baile se convirtió en parte de la organización sin fines de lucro Diversidad en el Arte de las Naciones para la Educación Cultural (DANCE, Inc.). 

“Decidí quedarme en Nueva York y formar un grupo de talento puertorriqueño porque vi la necesidad de tener un grupo que representara la cultura puertorriqueña en todos sus ámbitos. No solamente la bomba y la plena, sino la danza, el seis. Hacemos nuestras estampas con todo lo que es el folclor puertorriqueño”, concluyó Rivera-Pantoja, natural de Santurce y egresada de maestría en baile de la Universidad de Columbia en Nueva York.


💬Ver 0 comentarios