Según testigos entrevistados por medios locales, la balacera comenzó frente la clínica Mercy hacia las 6:15 PM hora de Puerto RIco, y continuó al interior del edificio.

Cuatro personas murieron en un tiroteo reportado esta tarde en Mercy Hospital & Medical Center, en Chicago, confirmó un médico forense del condado de Cook. La situación ya se encuentra bajo control.

Todo ocurrió por una pelea entre una pareja, explicó el superintendente de la Policía de Chicago, Eddie Johnson. El violento incidente empezó en el estacionamiento de la instalación hospitalaria cuando el delincuente sacó un arma y le disparó a la mujer. 

James Gray, quien observó la escena, relató a la cadena NBC  que después de matar a la mujer empezó a disparar a otras personas en el hospital.

"Parecía que estaba girando y apuntando a personas al azar", dijo.

Ya en el interior del hospital acabó con la vida de otra mujer y de un policía. Aún no está claro si el atacante se suicidó o murió por disparos de los agentes.

El policía, quien fue llevado herido a otro hospital y luego falleció, fue identificado como Samuel Jiménez, de 28 años.

"Con profunda tristeza compartimos la muerte de Samuel Jiménez por un incidente de un tirador activo. Por favor oren por su familia, sus compañeros oficiales y todo el Departamento de Policía de Chicago",  informó Anthony Guglielmi, jefe de Comunicaciones de la Policía.

Posted by Dawn Hasbrouck Fox 32 Chicago on Monday, November 19, 2018

En cuanto a una de las mujeres asesinadas, el alcalde de Chicago, Rahm Emanuel, contó que era una asistente de farmacia.

"La ciudad de Chicago perdió a un médico, a una asistente farmacéutica y a un oficial de policía... todos haciendo lo que aman", dijo durante una conferencia de prensa.

Cuenta momento terrorífico

Jennifer Eldridge estaba trabajando en una farmacia del hospital cuando escuchó tres o cuatro disparos que parecían provenir del exterior. En segundos colocó una barricada en la puerta, según lo había practicado en los simulacros por si hay un atacante activo. Luego hubo seis o siete disparos más, ahora mucho más cerca, justo afuera de la puerta.

“Podía captar que él ya estaba dentro del vestíbulo. Se oían gritos”, recordó.

La puerta se sacudió, y Eldridge creyó que era el agresor que intentaba entrar. Unos 15 minutos después, calculó, un miembro de un equipo especial de la policía tocó en la puerta, ingresó y se la llevó. Miró al piso y vio sangre, pero ningún cadáver.


No fue hasta eso de las 6:50 p.m. (hora de Puerto Rico) que Mercy Hospital informó por Twitter que la situación ya estaba controlada y los pacientes estaban seguros.

"Un tiroteo tuvo lugar en el Mercy Hospital & Medical Center esta tarde. El tiroteo en el Mercy Hospital ha terminado. El Departamento de Policía de Chicago ha asegurado el hospital y los pacientes están a salvo", informó. 


💬Ver 0 comentarios