Gente recoge a los estudiantes tras un tiroteo en la escuela secundaria Salvador B. Castro cerca del centro de Los Ángeles, 1 de febrero de 2018. (horizontal-x3)
Gente recoge a los estudiantes tras un tiroteo en la escuela secundaria Salvador B. Castro cerca del centro de Los Ángeles, 1 de febrero de 2018. (AP/Damian Dovarganes)

Los Ángeles - Jordan Valenzuela estaba en clase cuando escuchó los disparos seguidos de gritos. En el aula contigua, un chico de 15 años recibió un disparo en la cabeza, una niña de 15 un disparo en la muñeca y varios más fueron cortados por vidrios rotos.

Jordan dijo a The Associated Press que su condiscípula de 12 años en la escuela secundaria Salvador B. Castro le aseguró que fue un accidente.

La chica le dijo entre sollozos: "Yo no quería. Tenía la pistola en la mochila y no sabía que estaba cargada y mi mochila se cayó y la pistola se disparó", dijo el estudiante de séptimo grado.

Los disparos fueron reportados poco antes de las 9 en la escuela, que tiene unos 365 estudiantes de sexto a octavo grado.

La niña fue detenida momentos después. Videos tomados desde helicópteros mostraron a una niña de cabello oscuro cuando la llevaban esposada, mientras padres y familiares asustados se congregaban en una esquina, muchos de ellos llorando y hablando por teléfono mientras esperaban.

La policía interrogó a la niña y aceptó la versión del accidente. El jueves por la noche, horas después de que cesaron el caos y el pánico, la niña fue fichada en una cárcel de menores bajo sospecha de disparar con negligencia un arma en un edificio escolar.

La policía no ha dicho dónde la niña obtuvo el arma automática o por qué la llevó a la escuela.

De los cinco heridos, el más grave fue el de 15 años que recibió un disparo en la cabeza, pero los médicos dijeron que su vida no corría peligro.

"Este niño fue extremadamente afortunado", dijo el doctor Aaron Strumwasser en el Centro Médico de la USC en el condado de Los Ángeles. "Creo que estará bien... anticipo que se recuperará totalmente".

Una niña sufrió una lesión menor en la muñeca, dijo el doctor Strumwasser.

Los tres heridos restantes -un chico de 11 años, una niña de 12 y una empleada de la escuela de 30- sufrieron cortes con vidrios rotos. 


💬Ver 0 comentarios