Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Como parte de su investigación sobre Cohen, los fiscales han estado examinando un pago de $130,000 que se hizo a Daniels como parte de un acuerdo de confidencialidad (horizontal-x3)
Como parte de su investigación sobre Cohen, los fiscales han estado examinando un pago de $130,000 que se hizo a Daniels como parte de un acuerdo de confidencialidad. (AP)

La actriz porno Stormy Daniels tenía programado reunirse el lunes con fiscales federales en Nueva York como parte de su investigación contra Michael Cohen, el abogado personal del presidente Donald Trump, pero la reunión fue cancelada abruptamente después de que fue revelada por organizaciones de noticias, informó el abogado de la mujer.

Se suponía que Daniels, cuyo nombre real es Stephanie Clifford, se reuniría con funcionarios del Departamento de Justicia de Estados Unidos en Manhattan para prepararse para una posible comparecencia ante un jurado investigador mientras trabajan en la preparación de un caso contra Cohen.

Sin embargo, después de que varias organizaciones noticiosas, incluso The Associated Press, informaron el domingo a última hora sobre la reunión, dos fiscales llamaron al abogado de Daniels, Michael Avenatti, y le dijeron que estaban preocupados por la atención de los medios de comunicación sobre el caso, dijo el abogado. "Me sorprendió esa respuesta", agregó Avenatti.

Avenatti ofreció mudar la reunión a otro lugar y reiteró que Daniels, quien dice que ha estado cooperando con los fiscales desde hace meses, estaba lista para seguir adelante con la reunión, pero llamaron de nuevo para cancelarla, precisó. La reunión no ha sido reprogramada y los fiscales no ofrecieron ninguna otra explicación para la cancelación, añadió.

Daniels sostiene que tuvo relaciones sexuales con Trump en 2006 cuando él estaba casado, lo que Trump ha negado. Como parte de su investigación sobre Cohen, los fiscales han estado examinando un pago de $130,000 que se hizo a Daniels como parte de un acuerdo de confidencialidad, días antes de las elecciones presidenciales de 2016.

"Creemos que es ridículo cancelar la reunión porque la prensa se había enterado", escribió Avenatti en un correo electrónico al subsecretario Nicolas Roos. "No creemos que fuera ningún secreto que en algún momento se iba a reunir con mi clienta".


💬Ver 0 comentarios