Felicity Huffman sale el 3 de abril del Juzgado Federal John J Moakley después de enfrentar cargos por un esquema de trampa en un programa nacional de admisiones para la universidad. (EFE) (semisquare-x3)
Felicity Huffman sale el 3 de abril del Juzgado Federal John J Moakley después de enfrentar cargos por un esquema de trampa en un programa nacional de admisiones para la universidad. (EFE)

Washington - Los fiscales buscan una sentencia de cuatro a 10 meses de prisión para la actriz Felicity Huffman, quien se declaró culpable junto a un grupo de padres de participar en una estafa para facilitar mediante sobornos la admisión de sus hijos en prestigiosas universidades.

Así lo reveló hoy, martes, la cadena CNN, citando fuentes judiciales conocedoras de la investigación, que detallaron que Huffman, que participó en la serie “Desperate Housewives”, forma parte del grupo de 33 padres acusados de participar en esa trama.

La intérprete admitió el pasado 8 de abril haber pagado $15,000 a una organización benéfica falsa para blanquear el soborno con el que pretendió alterar el examen de admisión a la universidad de su hija.

“Quiero disculparme con los estudiantes que trabajan arduamente todos los días para ingresar a la universidad y con sus padres que hacen enormes sacrificios para apoyar a sus hijos y hacerlo con honestidad”, afirmó entonces Huffman, quien fue nominada en 2005 al Óscar a mejor actriz por su papel en “Transamerica”.

La artista subrayó que su hija no sabía nada y consideró que su deseo de ayudarla no debería haberle llevado a infringir la ley.

Los fiscales y la actriz han llegado a un acuerdo de culpabilidad por el que la fiscalía recomendará la sentencia a prisión más baja, una multa de $20,000 y 12 meses libertad supervisada, a cambio de no presentar cargos contra ella.

Será un juez federal el que tendrá la última palabra sobre la sentencia de Huffman, quien deberá volver a la corte el próximo 21 de mayo.

Otra actriz, Lori Loughlin, también está entre los padres y madres acusados de participar en esta red que buscaba el ingreso de sus hijos a universidades como Yale, Georgetown y la Universidad del Sur de California.

A diferencia de Huffman, Loughlin, conocida por su participación en la serie televisiva “Full House”, no figura en la lista de sospechosos que han decidido declararse culpables.

Loughlin y su marido, el diseñador de moda Mossimo Giannulli, supuestamente aceptaron pagar sobornos de $500,000.

El pasado 12 de marzo, el Departamento de Justicia desveló una red de sobornos millonarios pagados por familias adineradas.


💬Ver 0 comentarios