Vista aérea de unas casas en Dillon, Carolina del Sur, que se inundaron debido al huracán Florence. (AP) (semisquare-x3)
Vista aérea de unas casas en Dillon, Carolina del Sur, que se inundaron debido al huracán Florence. (AP)

Washington - El huracán Florence es la segundo ciclón que más lluvias ha arrojado en Estados Unidos en 70 años, calculó un reconocido meteorólogo especializado en precipitaciones.

Solo el huracán Harvey del año pasado soltó más lluvia en un área de 14,000 millas cuadradas durante cuatro días, dijo Ken Kunkel, meteorólogo de la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica y la Universidad Estatal de Carolina del Norte.

Los científicos dicen que es muy probable que el cambio climático haya elevado las precipitaciones de ambas tormentas.

El análisis preliminar de Kunkel halló que, en promedio, más de 17.5 pulgadas de lluvia cayeron en cinco estaciones meteorológicas en el área de 22,530 millas de las Carolinas, que abarca desde Fayetteville, Carolina del Norte, hasta Florence, Carolina del Sur. La cantidad se queda atrás de los 25.6 pulgadas de Harvey.

“Es mucha agua”, dijo Kunkel.

El tercer ciclón con más lluvia fue en marzo de 2016 en el norte de Luisiana y el séptimo fue en el sur de Luisiana en agosto de 2016.

Las tres con más precipitaciones y cuatro de las principales siete han sido en los últimos tres años, algo que Kunkel dice que no es ninguna coincidencia.

Kunkel, quien se especializa en analizar datos de lluvia de miles de estaciones meteorológicas, basa su trabajo en precipitaciones desde 1949, cuando se empezó a llevar más registros a lo largo de Estados Unidos continental.

Kunkel examinó la lluvia en una zona compacta -22,530 millas cuadradas- y áreas más grandes 20,000, 30,000 y 80,000 millas cuadradas. La cantidad inusual de Florence fue más evidente en la escala más pequeña.

Cuando los científicos analizaron un área más grande, 51,800 millas cuadradas, Florence cayó a séptimo lugar, tras Harvey, el huracán George y dos tormentas de Luisiana de 1998, los aguaceros en el norte de California en 1962 y las lluvias torrenciales de Texas de 1994.

 El análisis no ha sido publicado ni revisado por colegas, pero lo será, dijo Kunkel.

“No es sorprendente, pero sí terrorífico, que las dos principales hacedoras de lluvia sucedieron en los dos últimos años”, dijo el climatólogo Michael Mann de la Universidad Estatal de Pensilvania, quien no fue parte de la investigación de Kunkel pero la elogió. Dijo que océanos más cálidos, mayor humedad y tormentas que se mueven lento por varios factores del cambio climático, hacen que las tormentas liberen más agua.


💬Ver 0 comentarios