El gobernador de Florida, Ron DeSantis. (AP)

Miami - El gobernador de Florida, Ron DeSantis, ordenó este miércoles la revisión de los sistemas de seguridad electorales del estado para impedir que sean afectados por ataques como los que piratas informáticos rusos hicieron a las bases de datos de dos condados durante las elecciones de 2016.

DeSantis pidió al secretario de Estado de Florida, Laurel M. Lee, que revise los sistemas de seguridad electorales, en especial en lo que concierne a la ciberseguridad, en los 67 condados del estado, de cara a identificar y resolver cualquier vulnerabilidad que se encuentre.

"Si bien las fisuras no comprometieron el resultado de las elecciones de 2016, sin embargo, resaltan la importancia de proteger la seguridad de nuestro sistema electoral", recalcó el republicano, según un comunicado difundido por su oficina.

El gobernador ha pedido a Lee que convierta en prioridad el "garantizar que la infraestructura de las elecciones de Florida a nivel estatal y local esté protegida".

El anuncio se da luego de que este mes el FBI informará a DeSantis que piratas informáticos rusos penetraron en las bases de datos de las autoridades electorales de dos condados de Florida durante las presidenciales de 2016, en las que salió elegido el republicano Donald Trump.

El gobernador ha señalado que no puede decir los condados que fueron víctimas de la acción de los piratas informáticos, una posición cuestionada por legisladores demócratas y del propio Partido Republicano como Matt Gaetz, quien la semana pasada aseguró que hubieron además otros intentos de ataques aunque "no exitosos".

El secretario de Estado de Florida señaló por su parte que trabajan con la junta de Supervisores Electorales para reforzar la "ciberseguridad" de los procesos electorales y proteger la información de los votantes estatales de cualquier "amenaza" futura, según recoge el comunicado.

El Departamento de Estado floridano distribuyó en 2018 más de $14.5 millones en fondos para los Supervisores Electorales destinados a asegurar los sistemas de seguridad.

"Desde 2017, cuando las elecciones fueron señaladas como infraestructura crítica, el Departamento de Estado de Florida y los Supervisores Electorales han invertido millones de dólares en seguridad electoral", refleja la nota.

El Departamento ha destinado además $1.9 millones de fondos estatales en un sistema de detección de amenazas cibernéticas, llamado ALBERT, que alerta de inmediato a las autoridades si hay algún sistema o base de datos en riesgo. 


💬Ver 0 comentarios