Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (vertical-x1)
Esta captura de vídeo muestra la camisa que Mia Irizarry vistió al momento de ser acosada por Timothy Trybus. (Captura Facebook)

Washington - El congresista demócrata Luis Gutiérrez (Illinois) afirmó hoy en el hemiciclo del Congreso que el incidente en que una mujer boricua fue acosada por vestir una camiseta con la bandera de Puerto Rico, debe generar alarma y destacó que ocurre en momentos en que el propio presidente de EE.UU., Donald Trump, incentiva que la gente mire con recelo y odio a los que son diferentes.

En un mensaje previo al inicio de la sesión, Gutiérrez señaló que el incidente le recordó su propia experiencia personal como novato en la Cámara de Representantes, cuando una policía del Capitolio federal, en momentos en que su hija llevaba una bandera de Puerto Rico, no le quiso reconocer como congresista.

“Mostré mi identificación oficial como miembro del Congreso, a lo que la oficial respondió "No le creo", indicando que ella pensaba que mi identificación era falsa y que posiblemente no podía ser miembro del Congreso. También hubo un comentario al final: "¿Por qué tú y tu gente no regresan de donde venían?". Veinte y dos años después de ese incidente, seguimos viendo el mismo tipo de intolerancia, el mismo tipo de malentendido acerca de los latinos y quiénes son los puertorriqueños, y el mismo temor de que seamos forasteros que no pertenecemos aquí”, afirmó Gutiérrez.

La experiencia que vivió la joven Mía Irizarry el pasado 14 de junio en un parque de Chicago, jurisdicción de la Reserva Forestal del condado de Cook, en alguna medida ha sido vivida “por la mayoría de los puertorriqueños, la mayoría de los latinos y la mayoría de las personas de color, y la mayoría de las personas que de alguna manera son ‘diferentes’ en este país en algún momento u otro de sus vidas”.

“Esta ciertamente no es la primera vez, pero ahora estamos en un momento de la historia en que se les dice a los estadounidenses que teman a otros estadounidenses y una de las razones por las que creo que el video se volvió viral es porque es emblemático de nuestros tiempos”, agregó.

Para Gutiérrez, los casos de xenofobia y discriminación encuentran apoyo en el presidente Trump.

“Cuando nuestro presidente llama a los puertorriqueños perezosos y dice que es costoso el poder ayudarles, perjudica a nuestra nación. Cuando llama a los mexicanos violadores y asesinos o llama a los refugiados que huyen de la violencia con sus hijos "inmigrantes ilegales" o llama a los soldados transgénero una amenaza para nuestro país, y dice que las buenas personas en ambos lados de una manifestación racista donde una mujer murió son las mismas, esas expresiones se filtran hacia abajo”, sostuvo Gutiérrez.

La joven boricua Mia Irizarry, de 24 años, ha denunciado que frente al agente policial Patrick Connor-, quien renunció anoche a su puesto en la Reserva Forestal del condado de Cook-,  un hombre, que ha sido identificado como Timothy Trybus, de 62 años, le hostigó en el parque Cadwell el pasado 14 de junio por vestir una camiseta con la bandera de Puerto Rico, en momentos en que intentaba acceder a un pabellón que rentó para celebrar su cumpleaños.

 Trybus, con particular irrespeto y mensajes de odio,  le cuestionó que vistiera la camiseta de Puerto Rico, si era ciudadana de Estados Unidos y “educada”.

Trybus fue imputado de agresión y conducta desordenada. Ha sido citado para una audiencia el 1 de agosto. La denuncia reconoce que Trybus estaba borracho cuando ocurrió el incidente.

En medio de la investigación interna que desarrolla la Reserva Forestal, el oficial Connor, un veterano de 10 años en la unidad policial, renunció a su puesto.

Hoy, el superintendente de la Reserva Forestal del condado de Cook, Arnold Randall, afirmó que fortalecerán sus adiestramientos e invitó a Irizarry a celebrar su próximo cumpleaños en uno de sus parques.

“Estamos profundamente comprometidos con la inclusión y hacemos todo lo posible para infundir en nuestro trabajo ese compromiso. Pero sabemos que siempre hay margen de mejora y queremos utilizar este incidente como una oportunidad para fortalecernos”, indicó Randall, en una conferencia de prensa en Chicago.

Randall afirmó que “necesitamos pensar seriamente sobre la erupción de incidentes raciales y abusivos que estamos viendo en todo el país. Todos tenemos que hacerle frente a ese tipo de  comportamiento”.


💬Ver 0 comentarios