Foto de archivo, 28 de junio de 2018, del comisionado de agricultura Adam Putnam en Kissimmee, Florida. Su organismo revocó 291 permisos de portación de armas que había otorgado indebidamente.  (AP) (semisquare-x3)
Foto de archivo, 28 de junio de 2018, del comisionado de agricultura Adam Putnam en Kissimmee, Florida. Su organismo revocó 291 permisos de portación de armas que había otorgado indebidamente. (AP)

Tallahasse — Una investigación interna de 2012 ha descubierto que 48 empleados públicos de Florida cometieron errores al otorgar permisos de portación oculta de armas y otras licencias afines, en algunos casos sin siquiera estudiar las solicitudes, según documentos a los que tuvo acceso The Associated Press.

La negligencia de los empleados del Departamento de Agricultura y Servicios al Consumidor fue remediada oportunamente, con al menos un despido y nuevas “salvaguardas”, dijeron funcionarios.

Pero los documentos se suman a las revelaciones de errores en la emisión de permisos en 2016-17 que le han valido críticas al comisionado del departamento Adam Putnam, candidato a gobernador. La matanza de estudiantes en la escuela Parkland febrero colocó el tema de las armas en el centro del debate político.

Una vocera de la campaña de Putnam, republicano y partidario fervoroso del derecho de portar armas, dijo que los problemas descubiertos en 2012 corresponden a un gobierno anterior.

“Adam Putnam ha conducido proactivamente los esfuerzos para obligar a los funcionarios de gobierno a rendir cuentas y tomó medidas para remediar este asunto que comenzó antes de su elección”, dijo la vocera Meredith Beatrice.

Brad Herold, director de campaña del representante Ron DeSantis, quien disputa la candidatura republicana a Putnam, dijo que las revelaciones son “un ejemplo más de lo que sucede cuando se designa políticos de carrera a puestos ejecutivos. Es evidente que Adam Putnam ha dedicado demasiado tiempo a su campaña y poco tiempo a su tarea”.

Putnam recibió críticas el mes pasado al reconocer que su oficina tuvo que revocar 291 permisos otorgados en 2016 y 2017 y que despidió una empleada el año pasado al descubrir que no había realizado cabalmente las verificaciones de antecedentes requeridas por la ley federal.

Los documentos conocidos esta semana revelan que el inspector general del departamento inició una investigación en agosto de 2012 al enterarse de que un empleado emitió un permiso de guardia de seguridad armado a un criminal. El supervisor del empleado dijo que eso había sucedido varias veces desde 2008, pero que no se tomaron medidas disciplinarias. Putnam asumió en 2011.

El empleado renunció durante la investigación, la cual halló que había otorgado 35 permisos sin leer las solicitudes ni averiguar los antecedentes. Fue entonces que el inspector general decidió revisar el trabajo de todos los burócratas que procesan solicitudes y renovaciones.

Entre los 47 empleados que se desviaron de las normas había una amplia variación de la tasa de error, desde uno que se equivocó una vez al revisar 2,219 solicitudes hasta una mujer despedida por aprobar 3,625 solicitudes sin la debida averiguación, entre ellas 99 solicitudes de portación oculta de armas.


💬Ver 0 comentarios