Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Las autoridades arrestaron a un total de 106 individuos (horizontal-x3)
Las autoridades arrestaron a un total de 106 individuos. (GFR Media)

La Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) informó hoy del arresto de 156 indocumentados en Chicago y su área metropolitana, casi todos de origen mexicano, en un operativo que, según medios locales, ha dejado sin empleados a muchos restaurantes.

En total fueron 37 las comunidades afectadas por las redadas efectuadas a lo largo de seis días por agentes federales, según un comunicado de ICE.

De los detenidos, 125 eran mexicanos, 10 guatemaltecos, 4 de Honduras y otros tantos de El Salvador y 2 ecuatorianos.

Un total de 106 arrestados no eran fugitivos, ni tenían antecedentes por haber regresado a Estados Unidos tras ser deportados, y según el comunicado su delito era estar presentes en el país sin papeles.

Ricardo Wong, director regional de ICE con sede en Chicago, dijo en el comunicado que los detenidos sin antecedentes no opusieron resistencia, pero destacó que sus agentes enfrentan "obstáculos importantes" en su trabajo.

En particular destacó la falta de colaboración de las policías locales con Inmigración debido a las políticas de santuario que, en el caso de Illinois, se extiende a todo el estado.

"Las ciudades santuario no solamente dan refugio a los indocumentados, sino que también protegen a criminales", afirmó Wong.

Según activistas locales, ICE realiza redadas indiscriminadas que dañan a familias inmigrantes y a los negocios que emplean a indocumentados.

Medios locales dieron cuenta hoy que varios restaurantes del área han debido cerrar, en algunos casos porque casi todo su personal fue detenido en las redadas, o porque los empleados tienen miedo de regresar.

A un restaurante del centro de la ciudad de San Charles, ingresaron agentes de ICE con la fotografía de alguien que buscaban y exigieron hablar con todo el personal de la cocina.

"No tenían una orden judicial, pero aun así lo hicieron y acabaron llevándose a seis empleados que aparentemente no tenían sus papeles en regla", declaró un trabajador a un canal local de televisión.

Wong informó que ICE se enfoca en individuos considerados amenazas a la seguridad nacional, a la seguridad pública y a las fronteras de los EE.UU, pero en los arrestos no hay categorías o excepciones.

"Todos los que se encuentran en violación de las leyes de inmigración están sujetos a arresto, detención y remoción del país", afirmó.


💬Ver 0 comentarios