Yunier García Duarte explicó que trabajaba en el Aeropuerto Internacional José Martí de La Habana cargando el equipaje y que eso le sirvió para acceder al avión, donde "apenas" pudo "respirar" durante el vuelo. (GFR Media)

Miami - El cubano de 26 años Yunier García Duarte, que llegó a Miami en agosto pasado escondido en un avión comercial, pidió asilo político este miércoles ante un juez de inmigración con el argumento de que si es deportado a Cuba, sufrirá persecución, informó a Efe su abogado, Wilfredo Allen.

El polizón, que fue descubierto el pasado 15 de agosto entre la carga de un avión de la compañía Swift que llegó al Aeropuerto Internacional de Miami desde La Habana y quedó detenido, compareció hoy ante el juez en una audiencia que duró más de tres horas.

Allen indicó que el juez decidió revisar por completo el caso y prometió responder por escrito en un plazo de cinco a siete días hábiles a la solicitud de asilo, que la Fiscalía cree que no corresponde, pues "Cuba tiene derecho a juzgarlo" por un acto delictivo.

García Duarte seguirá detenido en un centro para inmigrantes en situación irregular situado al sur de Miami hasta que el juez decida.

El asilo político es la única opción que tiene para quedarse en Estados Unidos, donde tiene varios familiares.

En unas declaraciones a la cadena Telemundo en agosto, el polizón explicó que trabajaba en el Aeropuerto Internacional José Martí de La Habana cargando el equipaje y que eso le sirvió para acceder al avión, donde "apenas" pudo "respirar" durante el vuelo.

"El que no se arriesga no gana", agregó este joven que dijo haberse subido al avión porque Estados Unidos "es un país de derechos humanos" y respetuoso de la ley.

Según García Duarte, "si me deportan me torturan para saber si tuve cómplices". "Lo hice solo", agregó García Duarte durante una breve llamada telefónica a Telemundo desde el Centro de Detención Krome.


💬Ver 0 comentarios