La demanda contra la firma de Jared Kushner es de $10 millones. (AP) (horizontal-x3)
La demanda contra la firma de Jared Kushner es de $10 millones. (AP)

Nueva York - El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, anunció hoy que su despacho investigará unas denuncias de presunto acoso a los inquilinos de un condominio de apartamentos en Brooklyn por parte de la firma inmobiliaria de la familia de Jared Kushner, asesor y yerno del presidente Donald Trump.

En un comunicado, el despacho del gobernador detalló que el caso será investigado por la Unidad de Protección al Inquilino de la oficina de Renovación de Hogares y Comunidades del estado de Nueva York, ante las denuncias de residentes contra Kushner Cos.

En sus señalamientos, los vecinos exponen que se ha buscado convertir los inmuebles de "renta estabilizada", como se conoce a los alquileres por debajo del promedio del mercado, en viviendas de lujo.

La unidad tratará de determinar si las acciones de la compañía "violaron las leyes y regulaciones de vivienda de Nueva York", según las cuales es ilegal que los propietarios estén vinculados a conductas que interfieran o alteren la privacidad, la comodidad o el disfrute de la tranquilidad de los inquilinos.

También conductas que pretendan hacer que los arrendatarios desocupen sus viviendas.

Según las denuncias difundidas por medios locales de un grupo de residentes de "Austin Nichols House", un edificio de 338 apartamentos, Kushner Cos, que compró el inmueble hace tres años, expuso a los inquilinos a polvo, ruidos de perforación y trabajadores que irrumpían en las viviendas sin anunciarse.

Después de un análisis efectuado por un laboratorio independiente a nueve apartamentos, advirtieron, incluso, de que se detectaron sustancias vinculadas a enfermedades como el cáncer de pulmón y enfermedades hepáticas.

"Investigaremos minuciosamente las terribles acusaciones de acoso en esta o cualquier otra propiedad relacionada", afirmó la comisionada de Renovación de Hogares y Comunidades del estado de Nueva York, RuthAnne Visnauskas, quien señaló que el gobernador Cuomo tiene "tolerancia cero" respecto al abuso de inquilinos.

En una declaración difundida por el medio especializado Curbed, un portavoz de Kushner Cos indicó que la demanda presentada por actuales y antiguos inquilinos -que, según esa versión, asciende a $10 millones- "no tiene ningún mérito" y que se defenderán "vigorosamente".

La firma aclara que los residentes del complejo "recibieron información completa sobre la renovación", y alega que los trabajos se cumplieron bajo la supervisión del Departamento de Edificios de Nueva York.

También descarta que los inquilinos hayan sido presionados para que abandonen sus apartamentos.


💬Ver 0 comentarios