Stacey Plaskett, delegada de la Islas Vírgenes estadounidenses. (GFR Media)

Washington - Junto a una decena de miembros demócratas del Congreso, la delegada de la Islas Vírgenes estadounidenses, Stacey Plaskett, ha pedido al Departamento de la Vivienda federal (HUD) que no trate a su territorio con las mismas suspicacias y dudas que a Puerto Rico.

Plaskett reaccionó a la decisión de HUD de separar a Puerto Rico y las Islas Vírgenes de los estados, al momento de distribuir fondos de mitigación asignados a través del programa de desarrollo comunitario para atender desastres (CDBG-DR).

Cuando tomó la decisión, el secretario de HUD, Ben Carson, también informó que impondrá un monitor financiero federal para controlar el uso de los fondos CDBG-DR que recibirá Puerto Rico, que rondan los $20,000 millones. Las iniciativas de Carson se perciben como un mecanismo que provocará nuevos retrasos en la entrega de los fondos CDBG-DR.

Para Plaskett, colocar a las Islas Vírgenes en el mismo bote que a Puerto Rico – tras los cargos de corrupción en contra del gobierno puertorriqueño y la crisis que generó la renuncia de Ricardo Rosselló Nevares a la gobernación-, es un trato impropio hacia su territorio.

“La combinación de cualquier problema de capacidad en las Islas Vírgenes con desafíos no relacionados en Puerto Rico es absolutamente inapropiada”, indicó Plaskett.

La delegada de las Islas Vírgenes y la presidenta del Comité de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes, Maxine Waters (California),  junto a sus colegas demócratas, indicaron en una carta al secretario Carson que “la Oficina de Recuperación de Desastres de las Islas Vírgenes y la Agencia de Financiamiento de la Vivienda de las Islas Vírgenes han hecho un trabajo tremendo para mejorar los controles financieros y los procesos de adquisición, monitorear a los beneficiarios secundarios, ayudar con el aumento de personal y proporcionar otra asistencia necesaria para salvaguardar todos los fondos federales de recuperación de desastres”.

“Esas agencias locales han estado trabajando con HUD, junto con otras agencias federales como el Departamento del Interior, para que las Islas Vírgenes garanticen el uso adecuado de los fondos que el Congreso ha proporcionado. La situación fiscal de las Islas Vírgenes ha mejorado constantemente. Cualquier requisito administrativo adicional relacionado con problemas de capacidad debe adaptarse para abordar dichos problemas, y cualquier aviso del Registro Federal debe tenerlo en cuenta”, indicaron los legisladores demócratas.


💬Ver 0 comentarios