La comisionada residente dialogando con uno de los ciudadanos que cruzó la frontera en búsqueda de comida (semisquare-x3)
La comisionada residente dialogando con uno de los ciudadanos que cruzó la frontera en búsqueda de comida. (Captura / Twitter)

Washington - La comisionada residente en Washington, Jenniffer González Colón, participó la semana pasada de una misión del Congreso a los centros en Colombia y Curacao en que Estados Unidos almacena la ayuda humanitaria para Venezuela que quiere hacer llegar a la oposición venezolana.

La misión del Congreso incluyó a los demócratas Albio Sires (Nueva Jersey), Gregory Meeks (Nueva York), Ted Deutch (Florida) y Norma Torres (California), así como al republicano Ted Yoho (Florida).

En un comunicado de prensa, la comisionada indicó que dialogaron con venezolanos que se han refugiado en la frontera de Colombia, entre ellos el ex diputado Wilmer Azuaje, quien emigró luego de denunciar haber sido torturado en la cárcel y a quien describió como un expreso político.

También sostuvo que dialogó con los ex diputados José Manuel Olivares y Gaby Arellano. “El hambre y la necesidad que viven los hermanos venezolanos, hoy, es sin precedentes. Sus hospitales sin medicamentos, los obstáculos al progreso y seguridad tienen un nombre: Nicolás Maduro. Ver cómo miles de venezolanos cruzan la frontera con Colombia todos los días para obtener un plato de comida es doloroso. Mujeres y niños caminando para tener una vacuna y alimento y regresar a diario por culpa del dictador Maduro. Ver esto no compara con lo que se lee en la prensa”, indicó.

La delegación del Congreso se reunió en Cartagena con el presidente de Colombia, Iván Duque, con quien discutieron por más de dos horas, según la comisionada,  las acciones contra el narcotráfico por parte del gobierno colombiano, el impacto de la migración venezolana a las estructuras de salud y educación y la forma en que se maneja la ayuda humanitaria.

La comisionada agregó que pudieron conversar además sobre las relaciones comerciales entre Colombia y Estados Unidos, incluyendo a Puerto Rico.

En Curacao, la delegación del Congreso se entrevistó con el primer ministro, Eugene Rhuggenaath, quien, según la comisionada, “detalló el impacto de la migración venezolana en la isla al igual que el efecto de las sanciones en su industria de producción de refinados de petróleo”.


💬Ver 0 comentarios