A principios de noviembre, JetBlue también estrenó su nuevo avión BK Blue que está dedicado a los Brooklyn Nets. (AP) (horizontal-x3)
A principios de noviembre, JetBlue también estrenó su nuevo avión BK Blue que está dedicado a los Brooklyn Nets. (AP)

La Habana - Una aerolínea que hace dos años abrió la primera ruta comercial entre Estados Unidos y Cuba amplía la conectividad pese al momento crítico de las relaciones entre ambos países y ante una baja del turismo estadounidense hacia la isla.

La aerolínea estadounidense JetBlue estrenó el sábado su ruta La Habana-Boston con un avión con más de 120 pasajeros a bordo que aterrizó en el aeropuerto capitalino José Martí, donde fue recibido con banderas de ambos países.

Desde el primer día hemos estado dispuestos a comprometernos a largo plazo con esta isla”, señaló Giselle Cortés, directora de aeropuerto internacionales de JetBlue, a The Associated Press. “Hemos sido la única (aerolínea) que no hemos cancelado ninguna ruta, sino añadir el día de hoy La Habana a Boston”.

Las operaciones de aviación comercial comenzaron en 2016, después que Estados Unidos y Cuba retomaron sus relaciones diplomáticas en 2014 y luego que los permisos otorgados por el entonces presidentes Barack Obama ampliaran las categorías de motivos que los estadounidenses podían alegar para viajar a la isla.

Sin embargo, unos meses más tarde, su sucesor Donald Trump dio un giro radical en la política hacia Cuba al incrementar las sanciones, embargo que desde la década de 1960 no ha sido levantado, y restringir los permisos para los arribos de estadounidenses.

La justificación para viajar a la isla es un requisito impuesto a los estadounidenses que no pueden acudir a Cuba meramente en calidad de turistas y deben alegar que su viaje se debe a razones académicas o religiosas, entre otras.

Gracias a la política de Trump, los viajes de estadounidenses comenzaron a disminuir en el último año.

Un reporte de las autoridades cubanas indicó que, en el primer trimestre de 2018, los arribos de estadounidenses disminuyeron en un 43 por ciento, unos 51,000 visitantes menos con respecto al mismo periodo de 2017.

En 2017 visitaron Cuba 619,000 ciudadanos estadounidenses, en tanto 453,905 cubanos residentes en Estados Unidos viajaron a la isla, sobre todo para ver a sus familiares.

Algunas compañías que arrancaron con fuerza sus operaciones en 2016 fueron posteriormente retirándose o reduciendo sus frecuencias e incluso hubo reportes de aviones prácticamente vacíos. 


💬Ver 0 comentarios