(semisquare-x3)
El juez Brett Kavanaugh. (Agencia EFE)

El magistrado Brett Kavanaugh, nominado por el presidente Donald Trump para convertirse en juez del Tribunal Supremo, reconoció hoy, miércoles, que "a veces" bebía "demasiadas" cervezas cuando era estudiante, pero negó rotundamente haber cometido abusos sexuales.

"Bebía cervezas con amigos durante los fines de semanas. A veces demasiadas. En retrospectiva, dije e hice cosas en la secundaria que hacen avergonzarme ahora", afirmó Kavanaugh en su testimonio preparado para ser leído ante el comité judicial del Senado mañana jueves, y donde también comparecerá Christine Blasey Ford, quien le ha acusado de abuso sexual cuando ambos eran adolescentes.

"Nunca hice nada que se le pareciese ni remotamente a lo que la doctora Ford describe", agregó Kavanaugh, quien rechazó de nuevo estas acusaciones como "puras y simples calumnias de última hora", en su testimonio, que fue adelantado hoy por el propio comité judicial.

El texto del magistrado se conoce mientras aumenta la presión para que se posponga el voto de confirmación, ante las nuevas denuncias que han aparecido.

Tras Ford otra mujer, Debora Ramírez, también denunció esta semana el comportamiento del juez cuando este cursaba su primer año de carrera en la Universidad de Yale; y una tercera, Julie Swetnick, dijo hoy que Kavanaugh fue testigo de su propia violación y de haber participado en abusos a otras mujeres en su juventud.

"No me dejaré intimidar para retirarme de este proceso. Este esfuerzo para destruir mi buen nombre no me hará perder la cabeza. Las viles amenazas de violencia contra mi familia no me harán perder la cabeza", insistió.

Trump ha ofrecido su respaldo a Kavanaugh pese a las denuncias de las mujeres, y ha asegurado que se trata de un embuste organizado por la oposición demócrata para frenar la confirmación de su nominado al Supremo.


💬Ver 0 comentarios