Donald Trump a su llegada a la Casa Blanca tras su viaje a Carolina del Norte y Sur para ver los daños del huracán Florence. (AP) (semisquare-x3)
Donald Trump a su llegada a la Casa Blanca tras su viaje a Carolina del Norte y Sur para ver los daños del huracán Florence. (AP)

Washington - La Casa Blanca sacó el jueves pecho y calificó de "histórica" su respuesta al huracán María en Puerto Rico cuando se cumple un año del paso de la tormenta, a pesar de las críticas de la oposición y de algunos políticos de la isla por el lento proceso de reconstrucción y la muerte de 2,975 personas.

En un comunicado, la oficina del presidente, Donald Trump, enumeró las acciones que ha tomado desde el devastador paso del huracán por la isla el año pasado, bajo el título en mayúsculas de "esfuerzo histórico de recuperación".

"La Agencia Federal de Gestión de Emergencias (FEMA, en inglés) no había coordinado nunca antes los recursos federales para reconstruir una isla entera de este tamaño", señala el comunicado, que califica esa empresa de "la mayor y la más larga respuesta a un desastre en la historia de Estados Unidos".

En concreto, Washington coordinó la mayor distribución de materias primas y la mayor misión por aire para repartir alimentos y agua de su historia, además de invertir $20,000 millones para reconstruir viviendas en la isla, según la nota.

No obstante, la isla aún se encuentra en pleno proceso de reconstrucción, con miles de viviendas todavía en ruinas y el sistema eléctrico todavía endeble, con apagones frecuentes.

La Casa Blanca atribuyó esas dificultades a que los retos que tuvo que afrontar FEMA "no tenían precedentes", dado que el huracán "inhabilitó una isla entera".

Sin embargo, defendió que el sistema eléctrico y de aguas se ha restaurado, que "las carreteras están libres de escombros y el tráfico circula", y que "el 99.8 por ciento de las instalaciones (para comunicación) celular están operando".

La reacción de Trump al desastre generó polémica desde su visita a la isla en octubre, cuando aseguró que el huracán María no era "una catástrofe real" como sí lo fue Katrina en 2005.

La semana pasada, el presidente provocó otra fuerte controversia al negar que el huracán María provocara casi 3,000 muertes, como indica un reciente informe académico respaldado por las autoridades puertorriqueñas, y al acusar sin pruebas a los demócratas de manipular esa cifra para hacerle quedar mal.

Trump envió hoy a Puerto Rico a su secretario de Vivienda, Ben Carson, al frente de una delegación que planeaba reunirse con las autoridades de la isla y participar en la ceremonia oficial de conmemoración del paso del arrollador huracán. 


💬Ver 0 comentarios