Según Deborah Ramírez, el incidente ocurrió en el primer año de universidad de ambos, en el año escolar 1983-1984. (EFE / Jim Lo Scalzo) (semisquare-x3)
Según Deborah Ramírez, el incidente ocurrió en el primer año de universidad de ambos, en el año escolar 1983-1984. (EFE / Jim Lo Scalzo)

Washington - Deborah Ramírez, la segunda mujer que ha imputado abuso sexual al juez Brett Kavanaugh en medio de su proceso de confirmación como designado al Tribunal Supremo de Estados Unidos, es puertorriqueña, según un amigo.

James Roche, quien fue compañero de cuarto de Kavanaugh en la Universidad de Yale, indicó que se hizo amigo cercano de Ramírez, de 53 años y criada en Connecticut, “poco después que llegamos a (la Universidad de) Yale”.

“Ella se destacó por ser excepcionalmente honesta, de manera confiable”, indicó Roche,en una declaración escrita.

Roche sostuvo que Ramírez – quien ahora reside en Colorado – veía el perfil del estudiante de Yale como de mucho dinero y como puertorriqueña con menos recursos económicos se consideraba extraña al lugar. Por ello, dice que su respuesta fue tratar con fuerza de hacer amistades. 

Pese a que fueron compañeros de cuarto en el dormitorio Lawrence Hall de Yale, Roche dijo que más allá de los primeros días, solo socializaba con Kavanaugh cuando regresaban en la noche al cuarto. 

Roche sostuvo que Kavanaugh era reservado para sus cosas, pero un fuerte bebedor que se “ponía agresivo y beligerante cuando estaba muy borracho”.

“Basado en mi tiempo con Brett, pienso que él y su círculo social eran capaces de las acciones que Debbie describe”, dijo.

Aunque reconoce que la noche del incidente estaba ebria y que su recuerdo tiene unas lagunas, Ramírez – según dijo en una entrevista en The New Yorker-, está convencida de que Kavanaugh le colocó el pene en la cara y le hizo tocarlo, sin su consentimiento, en una fiesta en uno de los dormitorios de la Universidad de Yale.

Según Ramírez, el incidente ocurrió en el primer año de universidad de ambos, en el año escolar 1983-1984.

En la foto que publica The New Yorker, Ramírez – quien ahora reside en Colorado-, viste una camiseta con el nombre de Puerto Rico.

"Recuerdo que un pene estaba frente a mi cara. Sabía que eso no era lo que quería, incluso en ese estado de ánimo", contó Ramírez. Sostuvo que inicialmente pensó que no era un pene real, pero que otros estudiantes se rieron al verla confundida y le animaron a besarlo. Su reacción fue empujar la persona. 

Ramírez ha señalado que recuerda haber visto a Kavanaugh, que participaba de la fiesta, riéndose y subiéndose los pantalones. "Todavía puedo ver su rostro y sus caderas avanzando, como cuando te subes los pantalones", señaló.

Luego, dice que en el pasillo alguien gritó  'Brett Kavanaugh acaba de poner su pene en la cara de Debbie'". 

Ramírez ha pedido una investigación al FBI. Lo mismo reclaman senadores demócratas.

Kavanaugh, quien ya se enfrenta a una imputación de abuso sexual que data de sus años de estudiante de escuela secundaria, puede tener que comparecer el jueves a defenderse de las alegaciones originales de Christine Blasey Ford, ahora profesora universitaria de sicología en California.

Kavanaugh ha negado ambos incidentes.

The New Yorker citó a otros dos estudiantes que recuerdan haber escuchado del incidente.

Pero, dos compañeros de clase que Ramírez dice estuvieron involucrados, la esposa de un tercero, y otros tres, refutaron las denuncias. 

"Fuimos las personas más cercanas a Brett Kavanaugh durante su primer año en Yale. Era compañero de habitación de algunos de nosotros, y pasamos mucho tiempo con él, incluso en el dormitorio donde supuestamente tuvo lugar este incidente. Algunos de nosotros también fuimos amigos de Debbie Ramirez durante y después de su tiempo en Yale. Podemos decir con confianza que si el incidente que Debbie alega alguna vez ocurrió, hubiéramos visto o escuchado sobre él”, indicaron.


💬Ver 0 comentarios