La marejada ciclónica del huracán provocó grandes estrados en toda la costa de las Carolinas. (AP)

Una vez que el cielo se despejó y el nivel del agua bajó, los residentes de las islas Outer Banks, en Carolina del Norte, comenzaron a evaluar los daños provocados por el huracán Dorian.

Steve Harris ha vivido en la isla de Ocracoke durante la mayor parte de los últimos 19 años. Superó ocho huracanes, pero dijo que nunca vio uno que causase tanta devastación en su comunidad, una zona muy popular entre los turistas por sus playas vírgenes a la que solo se puede llegar en barco.

"Pensamos que esto iba a ser un golpe normal”, manifestó Harris, un contratista semirretirado, el viernes. "Pero los daños van a ser graves esta vez. Esta es una inundación de proporciones bíblicas”.

El gobernador de Carolina del Norte, Roy Cooper, dijo que alrededor de 800 personas se quedaron en la isla a esperar a Dorian.

El ojo del ciclón tocó tierra el viernes por la mañana en Outer Banks debilitado, lejos de ser el monstruo que devastó Bahamas a principios de semana con vientos de  185 millas por hora (mph) y que dejó 43 muertos. Pero aun con categoría 1, provocó marejadas ciclónicas que anegaron las primeras plantas de muchas viviendas.

"Hay una significativa preocupación por los cientos de personas atrapadas en la isla de Ocracoke", señaló Cooper.

Harris perdió su auto por la tormenta y su aire acondicionado sufrió daños, pero dijo que está contento porque su departamento está en una tercera planta y está asegurado. De las 11 viviendas de su complejo, siete estaban inundadas.

El gobernador dijo el viernes en la noche que las autoridades no estaban al tanto de heridos de gravedad en la cadena de islas. Los residentes que necesitaban alojamiento temporal estaban siendo trasladadas a un albergue en el territorio continental, agregó.

Mientras, Dorian seguía generando vientos con fuerza de tormenta tropical en el sureste de Massachusetts en su avance hacia el este de Canadá.

En la madrugada del sábado, el vórtice de la tormenta estaba a unas 145 millas al sureste de Nantucket, Massachusetts, y a alrededor de  410 millas al suroeste de Halifax, en Nueva Escocia.

Sus vientos máximos sostenidos rondaban las 85 mph, con rachas más intensas. Aunque está previsto que pierda algo de fuerza, se espera que genere condiciones huracanadas en zonas de Nueva Escocia más tarde el sábado antes de convertirse en un potente ciclón postropical.

Dorian avanza en dirección noreste a cerca de  25 mph y se espera que gane algo de velocidad el domingo.


💬Ver 0 comentarios