Los vientos máximos sostenidos de Gordon alcanzaban las 65 mph. (semisquare-x3)
Gordon bajó dos mph su movimiento de traslación por lo que ahora se mueve a 15mph. (NOAA)

Miami Beach — La gente amontonaba hoy bolsas de arena fuera de sus casas y negocios, buscaban zonas seguras para guardas las embarcaciones y los automovilistas abandonaban las islas, anticipando el arribo de la tormenta tropical Gordon, que seguía ganando fuerza y cuyo ojo podría tocar tierra por la noche en Mississippi como huracán de categoría 1.

Muchas escuelas suspendieron las clases y en todas las playas ondeaban las banderas rojas a medida que creía el oleaje.

NHC Director Ken Graham with the 7am CDT update on Tropical Storm Gordon

Posted by NOAA NWS National Hurricane Center on Tuesday, September 4, 2018

Gulfport, en la costa del Golfo de México, estaba prácticamente en el centro de una advertencia por huracán que abarca las costas de Mississippi y Alabama. El Centro Nacional de Huracanes (CNH) pronosticó una marejada "peligrosa" de tres a cinco pies.

Otro peligro son las inundaciones, ya que se pronostican hasta 8 pulgadas de lluvia en partes de los estados del Golfo a medida que el sistema tropical se desplaza tierra adentro hacia Arkansas.

A las 2:00 p.m., el vórtice de la tormenta estaba a 130 millas por hora (mph) de Alabama y a 145 mph de Mississippi. Los vientos máximos sostenidos de Gordon alcanzaban las 65 mph y se prevé que alcancen las 74 mph. Se mueve al noroeste a 15 mph.

El CNH, con sede en Miami, apuntó que el fenómeno atmosférico podría provocar una marejada ciclónica "potencialmente mortal" en partes de la costa del Golfo. Se activó un aviso por fuerte oleaje para la zona entre Shell Beach, en Luisiana, y Dauphin Island, en Alabama, que alertó que podrían producirse inundaciones peligrosas. La región podría sufrir crecidas de entre 3 y 5 pies.

Los gobernadores de Alabama, Mississippi y Luisiana declararon el estado de emergencia para poder movilizar rápidamente los recursos y a efectivos de la Guardia Nacional para tareas de rescate durante y después de la tormenta.

El alcalde de Grand Isle, David Campardelle, exhortó a desalojar voluntariamente la isla. Precisó que tramos de la Ruta 1, la única que conecta la isla con tierra firme, estaban en reparación y que esto podría causar "problemas graves" a quienes intentaban desalojar.

"El que se va debe hacerlo antes de que se inunde la ruta", añadió.

Gordon se formó cerca de los Cayos de Florida el lunes temprano y descargó fuertes lluvias y vientos en la parte sur del estado antes de desplazarse al Golfo de México.

La ruta pronosticada de la tormenta se movió levemente hacia el este el lunes por la noche, lo que significa que Luisiana queda fuera de la zona abarcada por la advertencia de huracán, pero seguía vigente una advertencia de tormenta tropical en el surdel estado y la tormenta podría desplazarse hacia el oeste, dijo Edwards.





💬Ver 0 comentarios