El ciclón ha dejado estragos al entrar por Wilmington, Carolina del Norte.

La tormenta tropical Florence sigue disminuyendo la intensidad y según el informe de las 11:00 p.m. del Centro Nacional de Huracanes (NHC, en inglés) el ciclón ahora tiene vientos sostenidos de 65 millas por hora. 

Florence hizo su entrada a tierra esta mañana cerca de Wrightsville Beach, a varias millas de la ciudad portuaria de Wilmington, en Carolina del Norte, como un huracán con vientos sostenidos de 90 millas por hora, informó el Centro Nacional de Huracanes (NHC, en inglés).

Tres horas después de su embate, el ciclón perdió su fortaleza. La agencia meteorológica informó que a las 10:00 a.m. tenía vientos sostenidos de 85 millas por hora. Ya a las 12:00 p.m. volvió a perder fuerza. Tenía vientos de 80 millas por hora.  A las 5:00 p.m. los vientos estaban en 70 millas por hora. 

Específicamente, a las 11:00 p.m. se encontraba en la latitud 33.8 grados norte y la longitud 79.1 grados oeste.El centro de la tormenta se ubicó sobre el extremo este de Carolina del Sur. Se mueve a cinco millas por hora hacia el oeste-suroeste, con una presión de 980 milibares. 

Durante el periodo de embate, ha provocado acumulaciones de lluvia de hasta 18 pulgadas. 

El NHC precisó en su informe que la cantidad mayor registrada fue en Oriental, en el condado de Pamlico, Carolina del Norte, con 18.53 pulgadas. 

EN VIVO 

El pronóstico ha sido persistente en torno a que se augura que en las Carolinas se registre una acumulación total de entre 20 a 25 pulgadas de lluvia, con hasta 40 pulgadas en zonas aisladas. 

Los meteorólogos prevén inundaciones “catastróficas” provocadas por la lluvia en zonas de las Carolinas.

Por otro lado, los vientos de tormenta se extienden a 175 millas del centro.

“Se espera que Florence entre tierra adentro a través del extremo sureste de Carolina del Norte y extremo este de Carolina del Sur entre hoy y el sábado. Florence se moverá generalmente hacia el norte a través de las Carolinas occidentales y el centro de los Montes Apalaches a principios de la próxima semana”, detalló el NHC.

Florence llegó a ser un huracán categoría 4, con vientos de hasta 140 millas por hora.

Asimismo, el ciclón ocasiona peligrosas marejadas ciclónicas de hasta 11 pies . El NHC indicó que estas provocan olas “destructivas”. 

Varias ciudades costeras ya están sufriendo inundaciones en sus calles tras la entrada del mar, aunque lo peor se espera al mediodía, cuando la marea alcance su tope.

Los efectos de Florence sobre la región podrían durar varios días y dejar una amplia zona sumergida bajo el agua procedente del océano y la caída en forma de intensas precipitaciones. 

La intensidad del ciclón descendió ayer a medida que se acercaba a tierra, con vientos que bajaron a cerca de 90 millas por hora con la caída de la noche. Pero esto, combinado con su lento avance y las fuertes lluvias, llevó al gobernador Roy Cooper a advertir sobre el inminente desastre.

Imagen satelital de Florence. (Captiura / NOAA)

"Lo peor de la tormenta aún no ha llegado, pero estas son tempranas advertencias para los días venideros”, dijo. "Sobrevivir a la tormenta será una prueba de resistencia, trabajo en equipo, sentido común y paciencia”. 

Cooper solicitó ayuda federal adicional para desastres ante lo que su oficina calificó de “daños históricos” en todo el estado. 

Más de 450,000 personas estaban sin suministro eléctrico cuando el meteoro comenzó a acercarse a la costa y más de 12,000 personas estaban en refugios. Otras 400 personas ocupaban albergues en Virginia, donde las previsiones eran menos severas.


💬Ver 0 comentarios