(semisquare-x3)
Kameron Davis y Nick Daily disfrutan de una comida de Acción de Gracias junto a su hija Marley Daily durante una celebración comunitaria en la Universidad de California State en Chico. (AP)

Chico — Patty Rough perdió su casa y la mayoría de sus pertenencias por el incendio forestal que arrasó Paradise, y no tenía un lugar para preparar la cena para el Día de Acción de Gracias.

Pero ella y su esposo están a salvo y pudo pasar el día festivo con sus hijos frente a platos de pavo, salsa de arándano y tarta en un festín preparado por voluntarios para miles de personas. Patty está triste por todo lo que perdió, pero sabe que hay gente que tiene mucho menos.

“Hoy estamos agradecidos; no sé si felices”, dijo llorando mientras estaba sentada cerca de su hijo y frente a su hija. “Decir feliz Día de Acción de Gracias es un poco raro en este momento”.

Ella está entre las miles de personas cuyas casas se quemaron cuando el letal incendio arrasó Paradise y comunidades aledañas. Al menos 83 personas murieron y quedaron destruidas más de 13,000 viviendas.

Las llamas estaban contenidas en un 90% hasta el jueves, dos semanas después de que estallaron. La lluvia que cayó el miércoles en la noche y el jueves en la tarde ayudó a los bomberos, pero complicaron la búsqueda de restos humanos entre los escombros dejados por el incendio.

Las condiciones húmedas, frías y con viento están dificultando que los trabajadores puedan ver y moverse.

No fue un Día de Acción de Gracias normal para muchos de los evacuados o trabajadores.

Matt Berger, un socorrista del condado Orange, dijo que él y sus colegas están tratando de “no enredarse demasiado en el hecho de que no están en casa para pasar los días festivos”.

“Es simplemente otro día de trabajo para nosotros”, dijo afuera de una tienda de Paradise que no se quemó.

Los voluntarios trataron de aportar una dosis de normalidad a los tiempos difíciles. World Central Kitchen, una organización no lucrativa con sede en Washington, cocinó 15,000 platillos, haciendo equipo con Sierra Nevada Brewing Co., la universidad local y el pueblo de Paradise, para servirles.

Chefs famosos como José Andrés, quien inició el World Central Kitchen, y Guy Fieri, cocinaron y se tomaron fotos con fans mientras reflexionaban sobre la tragedia que los trajo aquí.

Afuera de la zona de Paradise, decenas de personas abrieron sus puertas a extraños para ofrecer una cena más personal por el Día de Acción de Gracias.


💬Ver 0 comentarios