La congresista demócrata Nydia Velázquez. (horizontal-x3)
La congresista demócrata Nydia Velázquez. (AP)

Washington - Demócratas del Congreso reaccionaron hoy con incredulidad a la decisión de la Agencia federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) de terminar mañana con el suministro de agua y alimentos a los damnificados del huracán María en Puerto Rico.

“Eso es indignante”, dijo la congresista demócrata boricua Nydia Velázquez.

Según NPR, FEMA confirmó que la misión de entregar suministros cesa el 31 de enero. El agua y la comida que les queda será entregada al gobierno de Puerto Rico, que tendría a su cargo distribuirla.

“Los supermercados están abiertos y las cosas regresan a la normalidad”, indicó Alejandro de la Campa, director de FEMA en Puerto Rico.

El anuncio se conoce horas antes del mensaje sobre el estado de la Unión del presidente Donald Trump.

Pero, legisladores federales consideran que en momentos en que un tercio de la población sigue sin electricidad, y cerca de 4% sin agua potable, el anuncio ofrece una falsa sensación de normalidad.

“Ha sido el apagón más largo en la historia de Estados Unidos. Si fuera en Florida habría disturbios y senadores estarían en huelga de hambre”, sostuvo el congresista demócrata boricua Darren Soto. (Florida).

En un mensaje en el hemiciclo del Senado, el senador demócrata Bill Nelson exhortó a FEMA a revertir su decisión, “hasta que toda la isla tenga acceso a agua potable y electricidad”.


💬Ver 0 comentarios