Agentes de policía custodian la entrada de la Oficina de Control de Inmigración y Aduanas (ICE) (horizontal-x3)
Agentes de policía custodian la entrada de la Oficina de Control de Inmigración y Aduanas (ICE). (EFE)

Washington - Los demócratas liberales revelaron una propuesta de ley con la que buscan abolir el Servicio de Control de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos (ICE por sus siglas en inglés), con la vista puesta en granjearse votantes para las próximas elecciones legislativas.

El presidente de la Cámara de Representantes, el republicano Paul Ryan, se burló de la propuesta presentada el jueves por la tarde, al afirmar que ésta lo hace "sentirse muy bien" con relación a los comicios de noviembre. Los líderes del Partido Republicano se movilizaron para someterla a votación, con la esperanza de avergonzar y dividir a los demócratas. 

Los puntos de vista discordantes sobre el posible impacto de la propuesta son el ejemplo más reciente de la importancia del tema de la inmigración para las próximas elecciones de medio mandato presidencial, en las que los demócratas esperan quitarles el control a los republicanos de la Cámara de Representantes y probablemente del Senado. 

No parece que la inquietud pública sobre el tema vaya a disminuir pronto, en un contexto en el que el gobierno del presidente Donald Trump pasa apuros para reunificar a más de 2,000 niños migrantes que fueron separados de sus padres al ser sorprendidos mientras cruzaban la frontera de Estados Unidos con México sin autorización. 

"Es la posición más loca que he visto y simplemente están tropezándose entre ellos para hacerse demasiado a la izquierda", dijo Ryan a la prensa el jueves, en relación con la propuesta de los demócratas. "Están fuera de la corriente principal de Estados Unidos y esa es una de las razones por las que me siento muy bien para este otoño". 

La propuesta de eliminar el ICE no tiene oportunidad de llegar a ningún lado en la Cámara de Representantes, pues es controlada por los republicanos. 

Un asistente republicano dijo que el representante Steve Scalise recibió una reacción favorable de otros altos republicanos el jueves cuando sugirió someter la iniciativa a votación. El asistente habló bajo condición de no ser identificado porque no está autorizado a revelar conversaciones privadas. 

Para los activistas demócratas liberales, la agencia de control se ha convertido en un símbolo de la aplicación agresiva de las leyes migratorias por parte de Trump y eliminarla se ha convertido en una consigna de campaña. 

"El presidente está usando al ICE como una fuerza de deportación masiva para destrozar el tejido moral de nuestro país", dijo el representante demócrata Mark Pocan, el principal patrocinador del proyecto de ley. En una entrevista un día antes, afirmó: "Aquí es donde está el apoyo popular". 

Mientras muchos liberales aseguran que el ICE ha aterrorizado a la comunidad inmigrante al realizar abusivamente redadas fuera de las escuelas y sitios de trabajo, los republicanos dicen que eso ayuda a reducir la delincuencia y el narcotráfico. Los republicanos y algunos demócratas ven la abolición del ICE como un exceso político que ayudará al Partido Republicano a pintar a los candidatos demócratas como extremistas. 

Subrayando el limitado atractivo del proyecto de ley, solo otros ocho demócratas firmaron inicialmente la iniciativa con Pocan. Uno de los que no lo hizo, el representante Gerald Connolly, dijo que podría distraer la atención sobre la crisis separación de familias migrantes, que las encuestas muestran que ha sido muy impopular. 

"Justo cuando algo funciona abrumadoramente, ¿por qué decidimos tomar un rumbo diferente?" se preguntó Connolly.


💬Ver 0 comentarios