El vicepresidente Mike Pence. (AP) (semisquare-x3)
El vicepresidente Mike Pence. (AP)

Washington- El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, se solidarizó con la posición del presidente Donald Trump de que a Puerto Rico se le ha dado demasiado dinero para mitigar la catástrofe causada por el huracán María.

“Piensa que el dinero que va a Puerto Rico es excesivo y resiente que el debate sobre la isla frene una resolución sobre el proyecto que busca mitigar recientes desastres naturales”, indicó al diario The Washington Post el jefe de Gabinete de la oficina del vicepresidente Pence, Marc Short.

Pence hizo el martes una presentación a los senadores republicanos en la que insistió la falsa alegación del presidente Trump de que a Puerto Rico se le han entregado $91,000 millones para atender los daños causados por el huracán María, según varias fuentes.

También abogó por examinar cómo el gobierno de Puerto Rico utiliza los fondos que ha recibido.

“Pienso que el vicepresidente estaba diciendo que tenemos que entender cómo utilizamos ese dinero. Apoyo mucho a Puerto Rico. Tenemos que tener rendición de cuentas”, indicó, por su parte, el senador republicano Rick Scott (Florida).

Contrario a las alegaciones de Trump y Pence, el gobierno federal ha prometido asignar a Puerto Rico cerca de $45,000 millones en fondos destinados a mitigar la devastación que causó el ciclón. La mayor parte de esos fondos no han sido desembolsados. Aunque el Departamento de la Vivienda federal (HUD) desembolsó $1,500 millones, el gobernador Ricardo Rosselló Nevares ha insistido en que solo han recibido $300 millones dirigidos concretamente a la reconstrucción de la isla.

En la reunión del martes, republicanos del Senado expresaron frustración a la Casa Blanca en torno al tranque al que se enfrenta el proyecto para mitigar recientes desastres naturales, que sigue en el limbo en medio de la negativa del presidente Trump a otorgar nuevas asignaciones a Puerto Rico.

De acuerdo con el diario The New York Times, el presidente del Comité de Asignaciones del Senado, el republicano Richard Shelby (Alabama), advirtió al vicepresidente Pence que el impasse sobre los fondos de asistencia por desastres amenaza con descarrilar proyectos de presupuesto de más envergadura.

“Mi punto fue: ¿Si no podemos hacer esto, qué podremos lograr en torno a algo más grande?”, comentó Shelby.

El líder de la mayoría republicana del Senado, Mitch McConnell (Kentucky) se expresó en contra del interés de la Casa Blanca en agregar al proyecto de asignaciones por desastres los $4,500 millones que Trump ha solicitado para ayudar a financiar partes del muro que quiere construir en la frontera.

McConnell sostuvo que los dos temas deben llevarse a votación por separado y dijo que los republicanos están abiertos a “asistencia adicional para Puerto Rico”. Su intención es que se llegue a un acuerdo antes del 24 de mayo, cuando el Congreso tiene previsto comenzar el receso legislativo con ocasión de “Memorial Day”.

La semana pasada, en busca de un acuerdo con la minoría demócrata, el senador Shelby presentó una propuesta que permitiría asignar a Puerto Rico $300 millones adicionales a través del programa de desarrollo comunitario para atender desastres (CDBG-DR) del Departamento de Vivienda federal (HUD).

Esos fondos se sumarían a los $600 millones en asistencia alimentaria y los $5 millones para estudiar el impacto de esa ayuda nutricional en la Isla que el presidente Trump ha aceptado que se incluyan en el proyecto del Senado.

Los demócratas del Senado han reclamado recientemente $462 millones adicionales a la asistencia alimentaria: $304.4 millones en fondos del programa de desarrollo comunitario para atender desastres (CDBG-DR); y $157.7 millones para proyectos de infraestructura de agua.  También han defendido algún lenguaje que ordene al gobierno federal a desembolsar en 90 días los fondos CDBG-DR ya asignados a la Isla.

En el Senado, los republicanos tienen una mayoría de 53 a 47, pero necesitan 60 votos para aprobar el proyecto que busca asistir a jurisdicciones recientemente asoladas por desastres naturales.

La Cámara baja, dominada por los demócratas, tiene previsto aprobar esta semana otro proyecto de ley, que añade fondos para estados del Medio Oeste que fueron impactados en marzo por inundaciones.

Con respecto a Puerto Rico, el proyecto que se quiere aprobar esta semana en la Cámara baja, que lleva el número 2157, mantiene los cuatro apartados claves que tuvo la legislación cameral ratificada en enero,que no ha avanzado en el Senado.

Esas cuatro iniciativas son: los $600 millones en fondos de asistencia alimentaria; los $5 millones para financiar un estudio sobre el impacto de la ayuda nutricional de emergencia; restablecer la dispensa en el pareo de fondos que tienen que hacer los gobiernos de Puerto Rico – que suele ser de hasta un 25%-, para tener acceso a los reembolsos de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) por medidas de emergencia y recogido de escombros tras un huracán; y $25 millones para la restauración del Caño Martín Peña.

Al abrir los trabajos de ayer del Senado, el líder de la minoría demócrata, Charles Schumer (Nueva York), afirmó que la oposición del presidente Trump a otorgar más ayuda a Puerto Rico frena un acuerdo de consenso.

Schumer describió como simplemente “una mentira” que Puerto Rico haya recibido $91,00 millones en asistencia para mitigar la catástrofe causada por el huracán María como alega el presidente Trump.

También exhortó al presidente Trump, quien dice que Puerto Rico “debe estar feliz” con su apoyo, que le pregunte directamente sobre eso al gobernador Rosselló Nevares y a la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz. “Nadie en la comunidad puertorriqueña está feliz por la forma en que el presidente trata a la Isla, con sus tres millones de ciudadanos estadounidenses. Lo trata con desprecio”, indicó Schumer.  


💬Ver 0 comentarios