Oficiales del Departamento de la Policía de Nueva York prestan seguridad en la escena en la que falleció Brian Mulkeen. (AP / Seth Wenig)

Nueva York — El oficial del Departamento de la Policía de Nueva York (NYPD), Brian Mulkeen, falleció hoy, domingo, al recibir tres impactos de bala, posiblemente de su arma de reglamento, mientras forcejeaba con un sospechoso.

El sospechoso, de 27 años de edad, falleció en la escena luego que cinco oficiales que respondieron al incidente abrieron fuego. La uniformada no ha revelado aún la identidad de la persona.

"Hoy perdimos a un héroe", indicó el alcalde de la ciudad de Nueva York, Bill de Blasio, durante una conferencia de prensa en las afueras del Centro Médico Jacobi en el Bronx.

Mulkeen estaba patrullando a pie las calles aledañas a un complejo de viviendas pasada la medianoche como respuesta a información de actividad de gangas en el área, explicó el Jefe de Departamento Terence Monahan.

Mulkeen y su compañero intentaron arrestar a un hombre que trató de huir mientras era interrogado. En ese momento se suscitó el forcejeo en el suelo, y mientras luchaban la cámara corporal del oficial lo grabó diciendo "¡Está tratando de quitármela (el arma)!".

"El arma de reglamento del oficial Mulkeen fue disparada en cinco ocasiones. Pero en estos momentos no está claro quién disparó su arma de fuego", añadió Monahan.

Un revolver calibre .32 que la policía, dijo, pertenecía al sospechoso fue recuperada en la escena. El arma de fuego no presentaba señales de haber sido disparada.

Monahan sostuvo que el sospechoso cumplía una probatoria hasta el 2022 por un arresto relacionado a drogas y que tenía otros arrestos en su expediente, incluyendo un condena por robo en el Condado de Rockland.

Mulkeen sirvió en la Policía de Nueva York por siete años como miembro del precinto 47. Vivía con su novia, una oficial que laboraba en el precinto 44 del Bronx.

Monahan describió a Mulkeen como un oficial valiente y dijo que estaba "haciendo el trabajo que le era requerido, un trabajo que los ciudadanos de Nueva York requieren".

El programa de atletismo de la Universidad de Fordham en el Bronx publicó que Mulkeen fue un alumno y que, recientemente, había aceptado un puesto como entrenador voluntario. Un portavoz del programa añadió que, como estudiante, formó parte del equipo que conquistó el Campeonato de Atletismo Metropolitano en 2008.

Por su parte, el gobernador del estado de Nueva York, Andrew Cuomo, dijo que Mulkeen "llevó a cabo el sacrificio máximo. Perdió su vida en servicio de los ciudadanos de Nueva York".

El Departamento de la Policía de Nueva York ha tenido un año difícil, pues varios oficiales han fallecido de manera trágica.

Mulkeen es el segundo oficial que fallece mientras cumplía con su deber. El detective Brian Simonsen murió al ser herido, accidentalmente, por otros oficiales al confrontar al sospechoso de un robo.

"Hemos estado aquí (en esta situación) demasiadas veces y esto tiene que parar", resaltó Pat Lynch, presidente de la Asociación Benévola de la Policía de Nueva York.

La muerte de Mulkeen ocurre luego que el Departamento declaró un estado de emergencia por la salud mental de sus oficiales. Un total de nueve miembros de la uniformada neoyorquina han fallecido por suicidio en lo que va del año.


💬Ver 0 comentarios