(horizontal-x3)
Mía Irizarry durante una conferencia de prensa el viernes en Chicago. (AP)

Washington -  La boricua Mía Irizarry, acosada por un hombre en Chicago que le molestó que en Estados Unidos vistiera una camiseta con la bandera de Puerto Rico, se expresó feliz de que el policía que no salió en su defensa en junio pasado, esté fuera de la unidad policial de la Reserva Forestal del condado de Cook.

Pero, hubiese preferido que el policía Patrick Connor, quien renunció el miércoles en medio de una investigación en su contra, respondiera preguntas públicamente sobre su inacción.

“Nunca podré escuchar de ese hombre, ese protector (por qué) mi seguridad -... mi vida-, tenía tan poco valor para él”, indicó Irizarry, de 24 años, en una conferencia de prensa el viernes en Chicago, según publicó hoy el diario Chicago Tribune.

En un vídeo que esta semana se divulgó masivamente, Irizarry mostró cómo Timothy Trybus, de 62 años, le hostigó continuamente en el parque Cadwell de la Reserva Forestal del condado de Cook, por vestir una camiseta con la bandera de Puerto Rico.

Trybus le cuestionó si era ciudadana de Estados Unidos y si era ‘educada’. El policía Connor se quedó cruzado de brazos durante cerca de media hora, mientras Irizarry le pedía que sacara al hombre del pabellón que ella había rentado aquel 14 de junio para celebrar su cumpleaños.

El viernes, Trybus compareció al tribunal a enfrentarse a dos cargos graves por crímenes de odio que fueron presentados por la fiscalía estatal de Illinois. Previamente, había sido imputado de delitos menos graves por conducta desordenada.

Ante el tribunal, el abogado de Trybus, David Goldman, dijo que ese día su cliente actuó borracho y bajo los efectos de medicamentos para aliviar dolor, pues le habían removido seis dientes el día anterior.

Goldman sostuvo que su cliente es alcohólico.  “Casi todo el mundo en este tribunal ha visto el vídeo. Fueron ciertamente palabras desagradables”, dijo Goldman, al alegar que su cliente vive el extraño caso de “Jekyll y Hyde” – un abrupto cambio de personalidad-, cuando consume alcohol.

El congresista demócrata Luis Gutiérrez (Illinois) ha pedido a la Oficina de Derechos Civiles del Departamento de Justicia de Estados Unidos que investigue el incidente.

Mientras, las autoridades del condado de Cook han prometido reforzar sus entrenamientos, pedido disculpas a Irizarry y al gobernador Ricardo Rosselló, e invitado a la joven boricua a pasar un próximo cumpleaños en alguna de sus instalaciones.

Irizarry dijo el viernes que volverá con gusto al parque Cadwell de Chicago, pues no juzga a todos sus funcionarios por la falta de compromiso con su trabajo del ex policía Connor.


💬Ver 0 comentarios