(semisquare-x3)
Carr dijo que compró la lechuga en un supermercado en Portsmouth, New Hampshire, el 26 de noviembre. El distribuidor es una empresa de California. (AP)

KITTERY, Maine — Una mujer que se preparó una ensalada descubrió al tercer bocado que su tenedor estaba clavado en una lagartija sin cola.

Superados los vómitos y el estupor, la enfermera Michelle Carr dijo que temía haber consumido bacterias dañinas. Un amigo biólogo cree que se trata de un lagarto de las empalizadas, muy común en el oeste de Estados Unidos y caracterizado por el color azul del vientre.

Carr dijo que compró la lechuga en un supermercado en Portsmouth, New Hampshire, el 26 de noviembre. El distribuidor es una empresa de California.

La mujer también llamó al departamento de Salud estatal, donde le dijeron que la investigación correspondía a la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) porque el alimento venía empaquetado desde otro estado.


💬Ver 0 comentarios