Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Niña herida en un tiroteo en escuela de Indiana recibió siete disparos (horizontal-x3)
Esta foto de archivo sin fecha proporcionada por la familia Whistler muestra a Ella Whistler, quien recibió siete disparos en un salón de clases, el viernes 25 de mayo de 2018 en la escuela Noblesville West en Indiana. (AP)

Indianapolis - Una niña gravemente herida en un tiroteo en una escuela secundaria de Indianapolis se enfrenta a una larga recuperación después de recibir siete balazos, incluyendo en la cara, el cuello y la parte superior del pecho, dijo el lunes su familia.

Ella Whistler, de 13 años, también sufrió un colapso en los pulmones, daños significativos en los nervios y varios huesos rotos, incluso en la mandíbula y la espalda, durante el ataque en la escuela Noblesville West, según un comunicado.

La declaración revela el alcance de sus heridas por primera vez desde el tiroteo del 25 de mayo.

El profesor de ciencias de Ella, Jason Seaman, de 29 años, también recibió un disparo pero no resultó gravemente herido cuando enfrentó al tirador. Fue dado de alta de un hospital al día siguiente. Un estudiante fue arrestado en el ataque.

Ella recibió una cirugía de emergencia en el Hospital Riley para Niños en Indianapolis luego del tiroteo, y actualmente se encuentra en condición estable, dijo su familia.

"Ella sigue progresando, pero enfrenta un largo camino hacia la recuperación. Permanecerá internada en el Hospital Riley en el futuro previsible", señaló la familia.

Se ha establecido una recaudación de fondos en línea para recaudar dinero para sus gastos médicos. El lunes por la noche, el sitio había recaudado más de $89,000 para una meta de $90,000.

El fiscal del condado de Hamilton, D. Lee Buckingham, no ha divulgado el nombre del presunto tirador, y no está claro si se han presentado cargos contra el estudiante menor de edad.

Las autoridades dijeron que el niño estaba armado con dos pistolas cuando ingresó en el salón de Seaman y comenzó a disparar. La escuela está a unas 20 millas (32 kilómetros) al norte de Indianápolis.

La ley de Indiana protege la privacidad de los menores acusados de crímenes y limita la información que se puede divulgar. Buckingham dijo que las autoridades no pueden confirmar la identidad del sospechoso, la edad o describir el presunto delito hasta que se presente una petición de acusación.


💬Ver 0 comentarios