Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

Trabajadores reclusos del departamento de policía de la municipalidad de St. Bernard trasladan costales de arena para los residentes en Chalmette, Luisiana. (AP)

La tormenta tropical Barry comenzó a abofetear a Luisiana con fuertes vientos y lluvias el viernes, al tiempo que Nueva Orleáns y las zonas costeras se preparaban para soportar intensos aguaceros de lo que podría ser el primer huracán de la temporada.


💬Ver 0 comentarios